valdebenito

valdebenito

jueves, 27 de noviembre de 2014

Benito Baranda planteó reflexión sobre la solidaridad en San Nicolás





Ante un centenar de miembros de la comunidad de San Nicolás el conocido  Ex --director del Hogar de Cristo, Benito baranda  Ferrán realizó una charla donde la interrogante central fue: ¿Cómo aprendemos a vivir juntos con una actitud  de acogida, respeto, consideración y solidaridad?

Esta reflexión se ha venido haciendo  la comuna de San Nicolás, donde el tema de la solidaridad es uno de  los pilares de la gestión municipal, que a través de este valor, busca construir vínculos comunitarios para que las personas se traten con dignidad y respeto.
Para conversar de este tema, se realizó una jornada de reflexión encabezada por el ex director social del Hogar de Cristo y presidente de América Solidaria, Benito Baranda Ferrán, quien dio a conocer su experiencia en torno al tema.
“Una vida no reflexionada, no merece ser vivida”, fueron sus primeras palabras, en alusión a que en nuestro paso por la vida, debemos realizar acciones tendientes a formar lazos valóricos que nos hagan crecer como personas que entiendan que no somos seres individuales, por el contrario, somos personas comunitarias que deben vincularse con otros.
Catalogó el amor, como el principal motor de la solidaridad, amor que está ligado a la voluntad de cada ser humano, y es inherente a  cada persona, ya que ésta  no puede vivir sin amor.
En un mundo cada vez menos solidario, más individualista, consumista, vanidoso, indiferente y apático, invitó a formar redes para cambiar esa realidad en la comunidad, apoyando el desarrollo humano integral, potenciando la salud y la armonía, fomentando la participación social, construyendo una ciudadanía más madura y digna.
Invitó a que nuestras premisas sean el “estar”, “ser” y “hacer”, como pilares para construir solidaridad y no tanto el “tener”. “Estar” para quienes nos rodean; “Ser”, teniendo claro cuál es nuestro propósito en la vida; y “Hacer”, trabajar  como ente comunitario por el bienestar y felicidad de quienes nos rodean.
Una provechosa jornada donde participaron alrededor de 120 servidores solidarios de la comuna, funcionarios y vecinos que dan parte de su tiempo para apoyar de manera desinteresa a quienes necesitan de una mano solidaria que los apoye, escuche y cobije en momentos de tristeza, incertidumbre, dolor y oscuridad.
               

           

No hay comentarios: