valdebenito

valdebenito

jueves, 27 de noviembre de 2014

CARTA AL DIRECTOR



Carta al Director: Da a conocer reclamo en contra de Hospital San Carlos

Señor Director Diario Electrónico Sancarlosonline
Don Mario San Martín Aliaga
De mi Consideración
A través de la presente solicito a usted hacer pública, a través de su prestigioso diario, una carta reclamo presentada ante el Servicio de Salud Ñuble por la atención prestada a mi madre, Adela Angélica Carvajal Palma, en el Servicio de Urgencia del Hospital de nuestra comuna, por parte de la Doctora Hortensia Castro Salazar; los hechos ocurridos y la razón de la molestia contra esta profesional se detallan en extenso en el párrafo que le solicito publicar.
Atentamente
Ana Adela Toro Carvajal
run 13.127.305-3


San Carlos, 24 de Noviembre de 2014.
Señor
Director del Servicio de Salud Ñuble
Iván Paul Espinoza.

De mi consideración:
Con fecha 02 de Noviembre de 2014, siendo aproximadamente las 20:00 horas, concurrí al Hospital de San Carlos acompañando a mi madre, Adela Angélica Carvajal Palma, para efectos de que fuera atendida en el Servicio de Urgencia de dicho Hospital ya que sentía dolor de cabeza intenso, cansancio y adormecimiento del lado izquierdo de su cuerpo, al llegar al lugar fue controlada y bien atendida por un paramédico y luego derivada a un box en donde fue atendida por la Doctora Hortensia Castro Salazar, quien desde un principio mostró una actitud poco sutil hacia mi madre, primeramente llamándole la atención ya que, según la profesional, estaba gorda, le consultó qué había tomado de once, ya que su nivel de azúcar era elevado y al señalarle mi madre lo que había comido ella se rió de forma burlesca, dudando de lo que mi  madre le señalaba había comido y burlándose de su aspecto físico, señalándole incluso que era “una chancha”, al punto de señalarle que dada su gordura la ropa le quedaba bastante ajustada; sin perjuicio de ello la Doctora continuó examinándola, ante el silencio impotente de mi madre y mío por temor a represalias por parte de la Profesional y considerando que tanto mi madre enferma y yo, estábamos a merced de lo que ella señalara, no pudiendo permitirme el lujo de sacar a mi madre del hospital sin saber cuál era su diagnóstico. La Doctora indicó algunos exámenes, entre los cuales estaba un Scanner, para lo cual fue llevada en ambulancia al Hospital Herminda Martin de la ciudad de Chillán, allá fue bien atendida por el Doctor Julio Horna, quien le señaló que su tomografía estaba bien, por lo que debía volver al Hospital de San Carlos, regresando alrededor de las cinco de la madrugada y siendo recibida por la misma Doctora Castro, quien, en honor a su carácter poco sutil y atinado, le pregunta a mi madre qué le había señalado el Doctor en Chillán, al señalarle que él sólo dijo que su examen estaba bueno, se manifestó sorprendida de que hubiera regresado nuevamente al Servicio de Urgencia, haciendo un gesto de “lavado de manos” respecto del Doctor Horna; finalmente decidió hospitalizarla sin darnos mayor explicación respecto a su diagnóstico.
Cabe hacer presente que uno, como usuario y dentro de la ignorancia y desconocimiento que se pueda tener, asumimos que eso era lo correcto, que acá, en el Servicio de Urgencia de origen se le diera el alta, por lo que no nos extrañó haber sido regresadas a este Servicio, mi madre incluso le manifestó a la Doctora que ella aún tenía un catéter en su brazo que le debían quitar, a lo que la Profesional respondió de manera textual “eso te lo puede sacar el caballero de la esquina, no era necesario que volvieras para eso”, ¿es esa la actitud correcta de una Profesional que se precie de tal?, sinceramente creo que no.
Mas allá del diagnóstico definitivo de mi madre, que a estas alturas aún es incierto ya que aún se le están realizando estudios, espero nunca más volver a encontrarme en el Servicio de Urgencia con tal Doctora y nunca más tener que caer en sus manos, ya que profesionales como ella son las que no debieran existir en los Servicios Públicos, puesto que solo los empobrecen y provocan el rechazo de la comunidad; sin perjuicio de lo señalado debo manifestar que ignoro su calidad como profesional, no es eso lo que está en cuestionamiento, sí cuestiono su actitud prepotente, poco sutil, déspota, burlesca y poco atinada tanto como para el enfermo como para su acompañante.
¿Qué persigo con este reclamo?, descargar la rabia y la impotencia que sentí en ese momento y que lamentablemente no pude expresar, puesto que como señalé antes, lamentablemente nos encontrábamos a merced de esta profesional y de sus decisiones, todo con tal de que mi madre se sintiera más aliviada; espero que esta situación sea aislada, que no sea recurrente en el Servicio de Urgencia, de lo contrario, lo lamento profundamente por nosotros y por mi comunidad; todo lo anterior lo informo para su conocimiento y fines.

                               Atentamente
               
Ana Adela Toro Carvajal
Run 13.127.305-3



2 comentarios:

Dámaso Vega dijo...

Mayo de 2017 y esta "Señora" sigue trabajando en el hospital de San Carlos , con cero tino y muy mal trato con pacientes y familiares .
Lamentablemente me tocó conocerla este fin de semana y no entiendo como sigue allí tirando a la basura todo lo logrado por el hospital de San Carlos en el buen trato con sus pacientes .
Puede que sea una eminencia médica , pero algo más que eso es necesario en el servicio público.
Mi reconocimiento a todo el resto del equipo del hospital de San Carlos por su vocación de ayuda en momentos difíciles de la comunidad y además tener que soportar a esa mujer .
Espero que no sigan pasando los años y ella siga allí , le hace muy mal a nuestra ciudad.
Dámaso Vega Ortiz

baul_de_opinion dijo...

Yo creo que la mayoría de los Sancarlinos que hemos recurrido al servicio de Urgencia por una situación particular o de algún familiar, hemos pasado por lo mismo, muchas veces no hemos hecho el reclamo, porque se esta vivienda una situación dolorosa que involucra una enfermedad o duelo. Sin involucrar el resto del personal de urgencias del Hospital Benicio Arzola, la pésima atención apunta a la Dra. Castro.-