valdebenito

valdebenito

viernes, 5 de agosto de 2016

Dan a conocer cifras de expulsión escolar en la región


El Director Regional de la Superintendencia de Educación, Dalton Campos Seguin, entregó las cifras del Informe

Nacional sobre Expulsión Escolar, documento realizado a partir de las denuncias sobre la materia en el 2015, último año antes de la vigencia de la Ley de Inclusión.
La institución, que recibió 490 denuncias por expulsiones a nivel nacional el año pasado y 24 en la región, coloca la alerta sobre el 17% de los estudiantes que no volvió a matricularse después de ser expulsado, mientras que el 10% que lo hizo repitió de curso, sumatoria que indica que un 27% perdió el año escolar.
A nivel de Ñuble la estadística registra dos casos en Chillán y uno en Pemuco.
Para el Director Regional, esta cifra es de cuidado pues indica que de los casos recibidos, 1,3 estudiantes fueron expulsados al día durante 2015 y se advierte que existe una cifra negra con aquellos casos que no se denuncian, por lo que los números podrían ser mayores.
Sin embargo la Ley de Inclusión permitirá llevar un mayor control de esta medida aplicada por los establecimientos educacionales. El Director Regional sostiene que a partir del 1 de marzo, fecha en que la Ley de Inclusión comenzó a regir, los establecimientos deben enviar a la Superintendencia de Educación los expedientes de expulsión para revisar que la medida se ajuste a la normativa escolar, de modo que esté claramente descrita y estipulada en el Reglamento Interno del establecimiento; que su aplicación sea de carácter extremo y excepcional; que esté ajustada al debido proceso, con etapas de reconsideración, y ajustada a los principios de proporcionalidad y no discriminación arbitraria; con previa comunicación a los padres de la inconveniencia de estas conductas y sus posibles sanciones, junto a acciones de apoyo pedagógico y psicosocial a los estudiantes afectados.
En el año en curso se han recibido 78 expedientes de expulsión para su revisión a nivel nacional, de los cuales 8 corresponden a Biobío.
El desglose de las cifras que muestra el Informe Nacional de Expulsión Escolar revela también que el 62% de las sanciones aplicadas por los establecimientos obedece a la acumulación de faltas disciplinarias por problemas de adaptación a las normas de la escuela, como hablar por celular, molestar a compañeros o gritar en la sala; un 31% por situaciones relacionadas con violencia y riesgo, entre las que predominan la de agresión entre pares y, en menor medida, las de hurto, porte de armas y consumo de marihuana, cigarros y/o fármacos, entre otros, y un 7% por casos de variado origen, como problemas con apoderados.

Por otra parte, Primero Medio es el curso más afectado, con un 16,7% de las expulsiones; seguido de 4° Medio (11,6%) y Octavo Básico, con un 11,1%.Especial énfasis coloca el estudio en que incluso desde el nivel parvulario se registran sanciones de expulsión, en general por conductas de disciplina asociadas a hiperactividad, con casos en Pre Kínder (2%) y Kínder (2,4%).

No hay comentarios: