valdebenito

valdebenito

jueves, 25 de agosto de 2016

El bonito testimonio de Fernando González


Fernando González, el excampeón chileno del tenis, medallista olímpico y que llegó a ocupar el

quinto puesto en el ranking ATP, entrega un bonito testimonio. Es su vida, su historia, en un video de unos de segundos que se hace viral.
Se trata de la campaña Corazón Fuerte, una iniciativa de Bonella y la Fundación de la Sociedad Chilena de Cardiología, y protagonizada por cinco chilenos destacados. Ellos contaron sus historia a la escritora best seller Carla Guelbenbein, quien las resumió en relatos que los personajes leen en grupo.
Junto al de González, en YouTube están los videos de Doña Tina, el chef Tomás Olivera, la reforestadora de la Patagonia Suzanne Wylie y la bombero Darinca Alcaíno.
Estas son las palabras de Fernando González:
"Empecé a jugar tenis cuando tenía cinco años en el club de tenis La Reina. El tenis era lo único que me interesaba, así es que le puse con todo. A los 24 años estaba jugando mis primeras Olimpiadas.
"Fue una experiencia alucinante y también dura. En el juego más importante que había tenido hasta entonces en mi vida, me esquincé el tobillo. Seguí jugando, pero claro, en esas condiciones tenía pocas posibilidades de ganar.
"Me frustré muchísimo. Esa noche fue la peor noche en mi carrera como tenista, pero también fue como una lección de fuerza y humildad. Había aprendido mucho, la vida como tenista me había dado ene, pero también me había quitado mucho. Mirándolo en retrospectiva, me di cuenta de que durante todos esos años había hecho algo que me apasionaba a morir, pero que mi vida no me gustaba.
"El otro día una amiga me decía que ella creía que el momento más crucial de mi vida, cuando me la jugué de verdad, no fue en la Olimpiadas, sino cuando decidí retirarme. No fue fácil, para nada, sin embargo es la mejor decisión que he tomado. Porque ahora puedo entregar todo lo que aprendí.
"Siempre me han gustado ene los niños y ahora trabajo con ellos en una fundación que hicimos con Benito Baranda. En nuestra escuela, donde tenemos casi mil niños jugando, entre seis y diez años, de todos los estratos sociales, y están aprendiendo con nosotros.
"Nuestra escuela no orienta sus esfuerzos a crear futuros campeones, esos salen solos. Lo importante es ayudarlos a través del tenis a transformarse en adultos responsables, sanos, con un corazón grande y fuerte. Y en eso estamos poniéndole todo".

No hay comentarios: