valdebenito

valdebenito

lunes, 8 de agosto de 2016

El factor GuillierEl factor Guillier


En el PPD y en sectores de la DC han comenzado a mirar con buenos ojos la irrupción del senador

por Antofagasta (pro PR) como carta presidencial. Ante las dudas del ex-Presidente Lagos y la buena evaluación que el parlamentario ha obtenido en algunas encuestas, el periodista de 63 años sinceró esta semana su disposición a competir. Una eventual medición en la próxima CEP podría sellar la confirmación de un candidato que no viene -como sus potenciales competidores- de la elite tradicional de la centroizquierda.
LOS 152 años de vida del radicalismo traen aparejados un montón de tradiciones que sus miembros aún tratan de conservar. Una de ellas es de carácter gastronómica. Entre los militantes de la colectividad se dice que no existe dirigente que no sea un fanático de un plato de pernil con papas cocidas, una vieja costumbre que se arrastra de los tiempos de los comedores radicales. En algunos espacios del partido, esa tradición -de diversas formas- se mantiene.
Es el caso de los diputados del Partido Radical, que cada cierto tiempo organizan una cena de camaradería que incluye pernil, papas cocidas, prietas, longanizas y, de postre, un mote con huesillos. "Popular y republicano", dicen. La idea de los parlamentarios es que un ambiente así de distendido puede ayudar a sincerar una profunda conversación política. El martes 2, la bancada radical organizó uno de esos encuentros e invitó a varios de sus pares de la Nueva Mayoría, en especial del PPD y la DC.
El invitado estelar del encuentro -que se realizó en uno de los comedores del Congreso, en Valparaíso- fue el senador independiente Alejandro Guillier.
Tras analizar por un rato la trayectoria del gobierno, el complejo estado del arte en el Congreso y la frágil situación al interior de la Nueva Mayoría, la discusión se desplazó hacia una eventual aventura presidencial de Guillier. Varios de los asistentes al encuentro se sorprendieron cuando el parlamentario por Antofagasta escapó de la mesura que casi siempre lo caracteriza cuando habla del tema, y dio un paso más en un eventual ingreso a la carrera por llegar a La Moneda.
En junio pasado, siendo lo más cercano a alguna referencia sobre una candidatura presidencial, Guillier dijo que el problema más inmediato antes de pensar seriamente en una postulación era que "los políticos no confían en mí".
Según varios de los presentes en la cena del martes, el periodista afirmó -por primera vez- que estaba disponible para participar en una primaria presidencial de la Nueva Mayoría, y que por mientras iría donde el Partido Radical -o las otras fuerzas del oficialismo- le pidiera para hacer campaña y respaldar a los candidatos municipales.
Eso sí, Guillier puso una sola condición que no pasó inadvertida entre los presentes: si Ricardo Lagos Escobar decidía concursar, él no postularía y apoyaría desde el día uno al ex presidente. El se definió como un "laguista".
El nombre del ex conductor de noticias de 63 años es mirado -cada vez más- con simpatía por el PPD y sectores DC. Lo ven como una carta que viene "de afuera", que no está salpicado por casos de financiamiento irregular a la política ni tampoco pertenece al establishment, características que lo hacen distinto a los demás nombres que suenan en el oficialismo.
En la encuesta Cadem de junio pasado, entre los 25 personajes políticos medidos bajo la pregunta "¿Aprueba o desaprueba el desempeño político de...?", Guillier obtuvo el primer lugar, con un 55% de aprobación, al igual que Gabriel Boric, pero a diferencia del representante por Magallanes, la desaprobación del senador por Antofagasta es ocho puntos menor, un 29%. En esa medición, el periodista es el único dirigente de la Nueva Mayoría que supera el umbral del 50%. Varios puestos más arriba de Ricardo Lagos.
En julio pasado, la misma medición le dio a Guillier el tercer lugar en aprobación (54%), siendo superado por Boric (59%) y Giorgio Jackson (55%). La desaprobación del parlamentario, sin embargo, siguió siendo la más baja entre los 25 personajes evaluados, con un 31%.
Con estas primeras cifras, el periodista podría no sólo ser la carta presidencial del radicalismo, también puede aspirar a ser la carta de un mundo independiente al interior de la centroizquierda que hoy es mayoría.
"Guillier tiene una imagen muy positiva, de las mejores, pero lejos en conocimiento de otros posibles candidatos de la Nueva Mayoría. Ese bajo conocimiento le resta opciones presidenciales, ya que la gente aún no se lo imagina o piensa como un posible candidato presidencial. La duda es si tiene la fuerza, personalidad y ganas de aventurarse en una candidatura independiente, y si tiene la opción de coquetear con los otros dos mejores evaluados del ranking, que son Boric y Jackson. Es un personaje en ascenso", dice Roberto Izikson, de Cadem.
Por ello es que varios de los presentes en la cena, como el diputado ex PPD, hoy independiente, Pepe Auth le recomendaron a Guillier evitar enmarcarse en los márgenes del radicalismo, a su juicio una "jaula muy pequeña" para el despegue definitivo a La Moneda.
Auth no es el primer dirigente del oficialismo en recomendarle al ex conductor de noticias que siga cultivando un perfil independiente y regionalista.
Fiel a su estilo, el periodista insistió en que una potencial opción se puede dar, pero "bajo ciertas condiciones". También tuvo tiempo para proyectar un potencial próximo gobierno de la Nueva Mayoría: se pueden llevar adelante reformas, pero sólo "si se tienen las espaldas".
Sondeos presidenciales
"El senador Guillier es una muy buena opción para participar en una primaria de la Nueva Mayoría, siempre y cuando no fuese un elemento disociador por su condición de independiente. En poco tiempo ha hecho una labor destacada, y eso algo nuevo, es una irrupción", explica el diputado PR Marcos Espinosa.
En la bancada radical aseguran que la relación con Alejandro Guillier es franca y amena, y que a pesar de que no tiene carné de militante, es uno más. Almuerzan todas las semanas y se coordinan en algunos temas legislativos. No lo quieren presionar más.
El senador por Antofagasta se ha comprometido con la tienda -compitió en el cupo que le correspondía a la colectividad en el pacto oficialista- a tal punto que asiste cada vez que puede a las actividades partidarias, y que para las municipales de octubre ha grabado frases radiales, se ha sacado fotos con candidatos y está viajando a regiones para entregar su respaldo a las cartas del PR.
La directiva que encabeza Ernesto Velasco tiene pensado darle un papel protagónico a Guillier. Será su imagen la que lidere el despliegue de los principales postulantes del radicalismo.
La tienda incluso ha aprovechado la coyuntura eleccionaria para medir al periodista con encuestas reducidas, más bien locales, con resultados positivos. La distancia con figuras como Isabel Allende y Ricardo Lagos sería mínima, aseguran en el radicalismo, al menos en evaluación. La principal dificultad, eso sí, está en los niveles de conocimiento.
En el PR, sin embargo, son conscientes de que la figura de Guillier no es un patrimonio exclusivo de la tienda. "Alejandro es como el océano, ancho y democrático", bromea el diputado Fernando Meza. "Los recibe a todos vengan de donde vengan. Tiene todas las capacidades de cualquier otro candidato", dice el parlamentario PR.
También lo saben en el PPD. En los últimos 15 días, el presidente de esa colectividad, Gonzalo Navarrete, ha sostenido dos reuniones con su par radical Ernesto Velasco para resolver algunos temas de coordinación de las municipales. En ambos encuentros, sin embargo, ha sido inevitable no dedicar varios minutos a la elección presidencial.
Los dos timoneles coincidieron en la necesidad de evitar la dispersión del bloque en 2017 -en especial frente a las voces democratacristianas que pretenden llegar a la primera vuelta- y, para eso, el nombre de Guillier en la papeleta de la primaria de la Nueva Mayoría puede ayudar a dar diversidad al bloque y acumular fuerzas para enfrentar al candidato de Chile Vamos.
Velasco, eso sí, le ha advertido a su par del PPD que antes de conversar en serio las posibilidades de Guillier, la colectividad tiene que resolver la situación de Ricardo Lagos, que consigue la simpatía de buena parte del radicalismo. Y del propio Guillier.
El programa
En el PR esperan que los buenos resultados cosechados en las dos últimas encuestas Cadem impacten positivamente en el resultado de la próxima medición del CEP. En el oficialismo creen que, de ser medido, Guillier podría meterse en la pelea. Sería su irrupción definitiva.
Mientras tanto, la directiva PR ha sondeado a algunos de sus militantes para que integren equipos programáticos. La delantera la tomó la juventud del partido, que ya se ha reunido varias veces con Guillier -la última vez fue hace dos semanas, en el ex Congreso- y que ha desplegado grupos de apoyo a su favor en diversos frentes.
"Estamos optimistas y convencidos de una candidatura presidencial del senador Guillier, porque representa un cambio político con un candidato independiente, y que refleja los valores progresistas y que son una especie de representación ciudadana frente a la vieja guardia de la Nueva Mayoría y la ex Concertación", explica Oscar Araya, presidente de la juventud radical.
Al interior del partido se abrió un debate respecto de si en esta ocasión hay que elaborar una nueva propuesta programática, o la base de las ideas radicales están incluidas en el documento con el cual José Antonio Gómez compitió en la primaria de la Nueva Mayoría en 2013. Algunos consideran que esos lineamientos son "demasiado progresistas" para el giro que quiere tener el PR .
El actual ministro de Defensa les ha confidenciado a sus cercanos que mantiene una buena evaluación de Guillier y que el senador puede terminar siendo una carta competitiva. Otro de los respaldos podría venir de un aliado clave para abrir las puertas del PPD a la candidatura del periodista: Guido Girardi. Para nadie es un misterio que el senador PPD es uno de los que más resisten una repostulación de Lagos y que, en cambio, ha ido cultivando una amistad con Guillier.

A la espera de una definición en ese frente, el PR ya tiene definido un itinerario: apenas terminen las municipales, oficializará a Guillier como su presidenciable.

No hay comentarios: