valdebenito

valdebenito

lunes, 8 de agosto de 2016

Estudio de paso fronterizo como compensación por Punilla


Nuevamente el proyecto de una ruta para automóviles que una la comuna de San Fabián con la localidad de Las Ovejas, en Argentina,

está cobrando vida, luego que el alcalde de San Carlos, Hugo Gebrie, se reuniera la semana pasada con el seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, para conversar respecto a las opciones que los alcaldes de La Punilla pueden barajar para ver cumplido su objetivo.
Al respecto, la autoridad regional medioambiental expresó: "La recomendación que les hemos hecho es que presenten la creación de una senda de penetración transfronteriza, con condición ecoturística (...) Esta figura no requiere un cambio en el uso de suelo, es una ruta que no contempla asfalto, ni ripio y sólo requiere de la presentación de una declaración de impacto ambiental, que podría demorar seis meses en aprobarse".
Vargas explicó que "una carretera o ruta sí requeriría el ingreso de un estudio de impacto ambiental, mientras que la senda resguarda la Reserva de la Biósfera presente y se enmarca dentro del programa de desarrollo de la zona, con ecoturismo".
Ruta para vehículos
Esta propuesta, sin embargo, no es la solución que los alcaldes desean. Así lo manifestó la alcaldesa de San Fabián, Lorena Jardúa, quien sostuvo que "me enteré que el alcalde de San Carlos se había reunido con el seremi de Medio Ambiente, con quien hemos hablado varias veces el tema del paso fronterizo, creo que lo mejor que podemos hacer es solicitar a la Dirección de Vialidad un estudio de prefactibilidad, el que determinará si es senda de penetración o un camino".
"Yo, personalmente, he llegado hasta Las Ovejas a caballo, incluso, funcionarios de la Municipalidad han hecho el recorrido a pie, para conocer el terreno y ver la posibilidad de organizar caminatas por esta ruta", declaró la jefa comunal.
En cuanto a la recomendación de la autoridad medioambiental, la alcaldesa señaló: "hoy la senda existe, queremos llegar cada vez más allá en vehículo, aunque sea en 4x4 (...) Solicitaremos como medida compensatoria por el embalse La Punilla la realización del estudio de prefactibilidad y posterior financiamiento para que el MOP haga el camino", adelantó.
Expectativa de vecinos
También los vecinos están esperando la concreción de la ruta. Así lo manifestó Claudio Almuna, quien vive en la zona: "Nosotros, como comunidad, queremos que se abra el paso fronterizo para reactivar el contacto con la familia del otro lado, tenemos familia y amigos con quienes queremos mantener contacto, la actual ruta dificulta el paso, especialmente de los adultos mayores, quienes no pueden recorrer en bicicleta o a pie la distancia y quieren visitar a sus nietos, por ejemplo".
"En la zona por donde pasa la senda hay bosque nativo de baja densidad, mayormente coirón, por lo que pensamos que no se afectará mayormente (...) Actualmente, para ir en auto, debemos dar la vuelta por Los Ángeles o por Talca para poder llegar hasta la vecina localidad", explicó.
Daño ambiental menor
Desde el punto de vista de Juane Rosselot, vocero del Movimiento Social en Defensa del Río Ñuble, agrupación que impulsa la campaña "Ñuble Libre", la apertura de la ruta no es el problema mayor: "El pueblo está ligado por relaciones humanas con Las Ovejas, ellos necesitan conectividad. Como el territorio es rico en biodiversidad, se deben considerar medidas que pueden sonar descabelladas, pero importantes, como por ejemplo, enterrar la ruta bajo tierra para no intervenir los corredores biológicos.Esto se ha hecho ya en otras partes del mundo", afirmó.
Rosselot añadió que "además, consideramos que el daño ambiental que genera un paso de estas características es marginal respecto del impacto que causa el embalse La Punilla, que es un proyecto impuesto por el Gobierno (...) En términos comparativos tiene más daño el embalse, por lo que crear polémica sobre la ruta es una manera de desviar la atención".

"La comunidad no pretende hacer una carretera, sólo un camino, cómo logramos integrarlo al hábitat sin intervenirlo es el desafío, que el camino no signifique una división de ecosistemas", expuso el dirigente ambientalista, quien advirtió que "debe hacerse bien, desde una perspectiva ética, no solamente que pase por las leyes, porque eso no es garantía de que se hará bien, hoy el embalse La Punilla tiene un estudio de impacto ambiental aprobado que no cumplen, y nadie les dice nada", puntualizó Rosselot.

No hay comentarios: