valdebenito

valdebenito

martes, 20 de septiembre de 2016

Creó robot que detecta tumores en el tubo digestivo


Chileno Fernando Ávila. La revista del Instituto Tecnológico de Massachusetts lo destacó por desarrollar EndroDone.

Esa luz contiene la firma óptica del tejido…el cáncer se habrá detectado de forma rápida y eficaz" Fernando Avila
Fernando Ávila es un investigador chileno que BBC Mundo destaca entre los seis jóvenes latinoamericanos que buscan revolucionar la ciencia y la medicina con sus inventos. El chileno de 35 años fue premiado este año por la revista del Instituto Tecnológico de Massachusetts, MIT Technology Review, que reconoce a "los jóvenes líderes de la vanguardia tecnológica que están cambiando el mundo".
El chileno estudió medicina en la Pontificia Universidad Católica, área en que le pareció que podía combinar su fascinación por las ciencias.
Durante seis años trabajó como científico en Estados Unidos, donde participó en proyectos de investigación junto a ingenieros biomédicos y acumuló experiencia en microscopía e ingeniería de tejidos y biomateriales.
Hoy está desarrollando su carrera en Inglaterra, en el Departamento de Cirugía y Cáncer del Imperial College de Londres, donde junto al profesor Daniel Elson y el doctor George P. Mylonas, creó EndroDone, un robot que intenta detectar áreas cancerígenas dentro del tracto digestivo sin necesidad de extraer tejidos y tratando de reducir al máximo el error humano.
Según dijo Ávila a BBC Mundo, "eso se consigue al incorporar el uso de inteligencia artificial que interpreta automáticamente la información proveniente de sus múltiples sensores ópticos".
Hasta ahora la endoscopía, que consiste en un examen que se realiza introduciendo un tubo flexible con una cámara en la punta a través del tracto digestivo, es considerado el mejor método para detectar tumores cancerígenos. Sin embargo no es infalible. Depende, dice el medio, en gran medida de la experiencia del especialista que analiza las imágenes que se muestran en una pantalla.
El investigador, que tiene un máster en Robótica Médica, dice que un quinto de las endoscopias fallan al detectar al menos un tumor. "El concepto de escanear el tracto digestivo desde adentro del órgano no es nuevo, lo que es innovador de EndoDrone es que nuestros sensores, hechos de fibra óptica, obtienen información más completa del colón gracias a que iluminan directamente el tejido, esa luz penetra, rebota en la pared del colón y vuelve a salir, donde es captada por los sensores", explicó.
"Esa luz que recuperamos contiene la firma óptica del tejido y si esa firma óptica es igual a la que se presenta en una zona cancerígena, el cáncer se habrá detectado de una forma rápida y eficaz".
Como el objetivo es ser lo menos invasivo posible, Ávila aseguró: "Solo se extraerá tejido si EndoDrone confirma que hay áreas cancerosas".
Próximamente Ávila tiene planes de volver a Chile para así implementar en su país los conocimientos que ha adquirido y también la tecnología que está desarrollando en Londres.
Los otros destacados

Los otros cinco jóvenes reconocidos por la misma institución fueron los mexicanos Eva Hernández por sus tiras reactivas para detectar enfermedades vaginales, y David Leal por la máquina que desimprime papel; la peruana Luciana Tenorio por su estructura para vivir en Marte; el estadounidense Steve Ramírez, por sus estudios sobre los recuerdos, que logró implantando recuerdos falsos en el cerebro de ratones, y el colombiano Juan Gallo, por su algoritmo para detectar infecciones.

No hay comentarios: