valdebenito

valdebenito

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Huevos de codorniz en conserva


Un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales son parte de las propiedades de los huevos de codorniz que,

a pesar de su pequeño tamaño, tienen un valor nutricional tres a cuatro veces mayor que el de los huevos de gallina, por lo que es altamente recomendado para las dietas de niños y ancianos.
Y eso fue precisamente lo que llevó a los emprendedores Patricia Vicencio y su marido Ricardo Palacios, del sector de Los Campos en la comuna de Rinconada, a consumir este producto, pero fue tanto el entusiasmo que ese mismo año, 2014, iniciaron la compra de codornices para su crianza.
"Hace dos años empezamos con este proyecto familiar de las codornices. Mi marido quería mejorar la alimentación por su salud y vimos las propiedades del huevo de codorniz. Luego nos dieron el dato para comprar codornices, y partimos el 2014 con 150 aves".
Ese mismo año esta emprendedora ingresó al INDAP a través del programa Programa de Desarrollo Local (Prodesal) de Rinconada, donde comenzó a postular a proyectos para mejorar su producción y a recibir asesorías técnicas que le han permitido optimizar el negocio, que ya cuenta con más de 450 aves y una producción que en temporada alta supera los 300 huevos diarios, unos mil 800 la semana.
"En Prodesal tuvimos muy buena acogida y apoyo en todo sentido. Me adjudiqué el año pasado este galpón de 5 por 10 metros a través de un proyecto de inversiones de INDAP donde ahora tenemos las aves, ya que antes estaban en una pesebrera. Y el año pasado adquirimos una incubadora para 120 huevos. Así que ahora hacemos todo el proceso acá".
Valor agregado
Pensando en darle mayor valor agregado a sus productos con su marca "Granja Doña Ly" y con la experiencia que tenía en conservas y mermeladas, Patricia se aventuró a hacer huevos de codorniz en conserva con especias, producto que le ha traído grandes satisfacciones y el reconocimiento de sus clientes.
"Esto se me ocurrió porque yo hago conservas de duraznos, membrillos, manzanas y mermeladas, que aprendí sola y dije, si me resulta voy a intentarlo, así que empecé a producirlos con especias y verduras. El producto lleva agua, sal, vinagre, aceite de oliva, laurel, romero, pimienta, coliflor, brócoli y zanahoria. Va todo cocido y tiene una presentación bien bonita y en las ferias llama mucho la atención de la gente".
Una de las principales características es la duración del producto que tiene una caducidad de prácticamente un año, sin necesidad de frío, ya que se trata de un producto listo para consumir.
Esta emprendedora reconoce que hay que tener cuidados especiales con estas aves que son muy sensibles a las bajas temperaturas y al estrés: "la alimentación se realiza dos veces al día, se les da agua diariamente y vitaminas, siempre con la asesoría del Prodesal. Ellas colocan un huevo cada 22 horas y necesitan 16 horas de luz tanto artificial como natural, además hay que resguardarlas del frio con calefacción ya que esta zona es muy fría en invierno".
La comercialización, Patricia la realiza principalmente a través de un restaurant de Rinconada al que entrega semanalmente sus productos, además de otros clientes y la participación en ferias de INDAP, entre otros.
"Estamos súper agradecidos, esto nos ha ayudado en nuestra economía familiar, porque tenemos dos niños estudiando en la universidad y se hace pesado. Ahora nuestro próximo proyecto es llegar a tener unas dos mil aves. Es una tarea grande, pero ya tenemos la infraestructura y hay que seguir adelante".

Al respecto, el director regional de INDAP, Helmuth Hinrichsen, comentó que "esto refleja el compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet con las mujeres de nuestro país. El Ministerio de Agricultura a través de INDAP, tiene actualmente una serie de instrumentos de fomento para ir en apoyo de las mujeres rurales como Patricia, que con esfuerzo e innovación logran establecer un negocio exitoso y por ende mejorar su calidad de vida".

No hay comentarios: