valdebenito

valdebenito

jueves, 22 de septiembre de 2016

Porvenir de Chile está en el mar


"Nadie usa la piscina de su casa como vertedero, pero lo hacemos con el mar"

Además, el excomandante en jefe de la Armada advierte sobre los efectos de las termoeléctricas.
La Liga Marítima de Chile tiene un eslogan: "El porvenir de Chile está en el mar". Es ahí por donde se mueve más del 90% del comercio internacional, y es desde ahí de donde algunas termoeléctricas sacan el agua para enfriar sus condensadores y la vuelven a echar al mar con más grados de temperatura, afectando el ecosistema acuático.
El presidente de esta organización, el excomandante en jefe de la Armada Miguel Ángel Vergara, quiere defender ese "porvenir" y cree que los chilenos menospreciamos nuestro océano al tener una mentalidad "más agrícola y minera, que marítima".
—¿Son las termoeléctricas una amenaza para el mar chileno?
—En el ámbito marino la principal preocupación son los desechos plásticos arrojados al mar, que no son biodegradable y se conforman islas de este material superiores a los mil kilómetros cuadrados. Las termoeléctricas, más que una amenaza por la contaminación marina, lo son por sus emisiones de CO{-2}, principal componente de los "gases de efecto invernadero". En la Conferencia de París, realizada en diciembre, Chile se comprometió a reducir en un 30% sus emisiones de CO{-2} al año 2030. En ese sentido, las plantas termoeléctricas no van en la línea adecuada.
—¿Se aprovechan los dueños de estos proyectos, asumiendo que el mar es un recurso infinito?
—No me gusta meter a los empresarios en el mismo saco. Como en toda actividad humana, hay quienes sacan ventajas ilícitas. Las termoeléctricas pueden generar energía más rentable que otras fuentes. Lo importante es que hayan cumplido con la normativa medioambiental vigente al momento de la licitación y, si han surgido nuevos estándares, que se den plazos razonables para su adecuación. La creencia de que el mar es un recurso infinito no es patrimonio de los empresarios, todos tenemos responsabilidad. Nadie usaría la piscina de su casa como un vertedero para la basura, pero es lo que hacemos con el mar.
—¿Chile debería preferir las hidroeléctricas? Son igual de cuestionadas que las termoeléctricas...
—El país debe utilizar todos los recursos energéticos y tenerlos en su matriz de generación eléctrica, aunque nuestro potencial para generar energía está en las hidroeléctricas. Son muchísimo menos contaminantes y más eficientes que las termoeléctricas. Eso no significa que sean ecoambientalmente neutras, pues originan otros problemas, como lo mostró el proyecto HidroAysén, que sufrió tantas exigencias medioambientales que finalmente no se llevó a cabo.
—Otro tema que les preocupa es el de los puertos con la ampliación del canal de Panamá. ¿Está capacitado Chile para recibir estos superbuques?
—Yo estoy un poco preocupado. A lo largo de Chile hay ocho puertos en condiciones de recibir estos buques Post-Panamax, que tienen 366 metros de largo. Los buques previos a la ampliación del canal de Panamá tenían 290 metros y una capacidad de 6 mil contenedores, ahora tienen 12 mil. No es solo un problema de los puertos, sino que de todo el entorno, como los accesos. Si simultáneamente llegaran dos buques de estas capacidades se produciría un atochamiento tremendo.
—¿Podríamos perder capacidad frente al puerto peruano del Callao?

—Es una amenaza que está latente, que no es inmediata pero que hay que tenerla en mente. La economía peruana está creciendo más que la chilena. Si esto continúa y Chile sigue retardando la generación de nuevos terminales, si seguimos despreocupándonos, eventualmente Callao podría llegar a ser el puerto central de Sudamérica y las navieras podrían decir: usted Chile, vaya a buscar y a dejar la carga allá.

No hay comentarios: