valdebenito

valdebenito

lunes, 12 de septiembre de 2016

Producen una miel única en el mundo


Cooperativa rapanui.- Según un estudio de la Universidad Mayor y corroborado por el SAG, las abejas de Isla de Pascua

no están infectadas por ninguna plaga, haciéndolas únicas en su especie.
De madre pascuense y padre "del continente", Nicolás Orcelay Haoa, nació en el sur de Chile y estudió en Santiago, pero cada vez que podía viajaba a la isla para reforzar su vínculo rapa nui. Estudió administración hotelera, cuatro años de ingeniería y hasta hizo un curso de piloto, pero terminó plantando frutas y flores en la tierra de los moais.
Un día me encontré un barril con un panal de abejas y me interesé en el tema para que las abejas me arreglaran mis plantas. Ahora me di vuelta y planto flores y frutas para las abejas", cuenta Nicolás.
Hace dos meses y medio, el joven de 36 años no imaginaba que las abejas que lo ayudan a producir miel de flor de plátano- una miel exótica- son las únicas de su tipo en no tener ninguna plaga ni enfermedad, convirtiéndolas en las más sanas del planeta.
Según un estudio de la Universidad Mayor y la Corporación Apícola de Chile – con apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA)- las pequeñas voladoras de Isla de Pascua están libres del ácaro Varroa Destructor, el parásito Acarapis Woodi (garrapata microscópica) y las bacterias Paenibacillus larvae y Melissococcus Plutón, las principales plagas que azotan a las abejas en el mundo
La investigación coincidió con el estudio que el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) estaba haciendo en la zona para determinar la estrategia apícora sanitaria correspondiente. "Del 100% de los apiarios –conjunto de colmenas- monitoreados, para ocho enfermedades de importancia mundial (de las cuales seis sí existen en Chile continental), el diagnóstico fue que en ninguno existe la presencia de ellas en la isla", dice el jefe de la división de Protección Pecuaria del SAG, José Ignacio Gómez.
Gómez cuenta que se trata de "una ventaja competitiva gigante para Isla de Pascua", ya que al ser miel producida por abejas totalmente sanas, no es necesario procesar el producto, por lo que "todos los mercados se te abren de manera inmediata y a un precio mucho mejor para los apicultores que no deben gastar en 'limpiar' la miel".
Por lo anterior, el valor agregado de la miel pascuense, según Gómez, radica principalmente en que, al ser pura, "los países que comercializan productos apícolas buscan resguardar la transmisión de enfermedades a su propio territorio, por lo que a esta miel no le van a pedir prácticamente ningún requisito".
La Cooperativa Meri Henua
Desde los resultados de los trabajos hechos en la isla, Elsa Nahoe, jefa de área del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), cuenta que 16 apicultores que desarrollaban la actividad de manera "amateur" crearon una cooperativa para poder acceder a fondos públicos que les solicitaban este tipo de asociación.
Nicolás forma parte de "Meri Henua" y cuenta que la diferencia con la miel del continente es, además de que es 100% pura y sólo está colada, "es producto de la polinización de flores que no existen en el resto del territorio nacional, como la guayaba o el camote" y agrega que "las mieles de la isla son mucho más líquidas y tienen otros colores".
Sin embargo, el hecho de que la miel esté o no producida por abejas con plagas o sin ellas no determina posibles efectos secundarios en su consumo. "Las enfermedades que se pasan del animal al hombre se llaman zoonóticas, pero ninguna de las enfermedades apícolas es zoonótica. No tienen ningún efecto en el ser humano", explica el jefe de la división de Protección Pecuaria del SAG.
El mercado y su amenaza
El apicultor de 36 años, que participó del 8° Simposio Apícola 2016 en Estación Mapocho, comenta que los precios comparativos con la miel del continente son casi tres veces más altos, "si acá te cuesta entre $3.000 y $5.000 el kilo de miel, la de la isla te sale entre $10.000 y $15.000", de hecho, en el encuentro Nicolás vendió a $1.000 los 100 gramos de su miel de flor de plátano rapa nui. Entre $10.000 y $15.000 puede costar un kilo de miel pascuense
Sin embargo, para el SAG, esta diferencia en los precios provoca "tentación en querer llevar miel de forma ilegal para venderla en la isla y/o querer llevar abejas del continente para poder aumentar los núcleos apícolas que ya existen allá", lo cual Nicolás confirma ya que las plagas apícolas pueden transmitirse tanto por los mismos insectos como por la miel que producen.
Frente a esta amenaza, el SAG planea otorgarle la certificación oficial a la isla y declararla zona libre de ciertas enfermedades. "Para esto se crea un sistema que evita el ingreso de abejas y miel, en este caso, y se mantiene un monitoreo permanente en la zona", dice Gómez

No hay comentarios: