valdebenito

valdebenito

lunes, 5 de septiembre de 2016

Rostros de TV y hasta testículos de pavo


La receta asiática de Agrosuper.


Compañía nacida en Rancagua pasa los malos ratos vividos en Chile facturando cerca de US$530 millones en Asia. Corea, China y Japón son ahora su foco de crecimiento.
En los últimos cinco años, el grupo Agrosuper, propiedad de Gonzalo Vial, ha tenido que lidiar con conflictos legales, ambientales, de libre competencia e indirectamente, hasta políticos.
Pero a pesar de las complejidades, la empresa nacida en Rancagua se las ha arreglado para facturar más de US$2.000 millones cada año, ganar más de US$102 millones en el último semestre y buscar aire fresco en otros mercados, como Asia, donde la compañía no tiene que cargar con una mochila reputacional tan pesada.
El 2012 no se olvida en Agrosuper. Tras un conflicto con la comunidad de Freirina, decidió cerrar la mayor inversión de su historia: la planta Huasco. Más de US$500 millones desaprovechados y una depreciación de activos que lo persigue hasta hoy y que en el primer semestre fue del orden de los US$40 millones.
Pero ese mismo año, cuando abandonaron Freirina, a miles de kilómetros de distancia, la empresa daba uno de sus pasos más importantes al abrir su oficina comercial en China, dando la señal de que los malos momentos en Chile se podían compensar con buenos negocios en el extranjero.
Pero las complicaciones en su país no terminaron. En 2011 había partido una investigación antimonopolios en su contra cuyo resultado se conoció en 2014. El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) condenó a la empresa por colusión con Ariztía y Don Pollo, cursándole una multa de US$25 millones.
Sin embargo, la mirada de la compañía se centró afuera, en una apuesta oriental que le ha funcionado. Y que crece. El año pasado, Agrosuper reportó ventas por US$2.299 millones, cifra en su gran mayoría proveniente del exterior (40%), fundamentalmente del mercado asiático, donde factura cerca de US$530 millones.
Chile lógicamente sigue siendo su fuerte, pues aquí vende más de US$1.300 millones, pero su nivel de exportaciones se ha hecho cada vez más relevante, sobre todo al otro lado del Pacífico.
"Asia representa hoy más del 60% de la facturación internacional de la compañía. Contamos con oficinas en China y Japón, y estamos trabajando para abrir una en Corea del Sur", comenta John Luer, gerente de exportaciones.
Pasando las penas en Asia
En la empresa reconocen que han tenido éxito en el extranjero y que la apertura de oficinas comerciales ha sido muy importante, porque permite el trato directo con el cliente.
Pero no es todo. La empresa ha utilizado una agresiva campaña mediática en la región, con rostros de televisión, apariciones en programas de cocina y hasta eventos masivos.
Un ejemplo es Hae Joen Lee, chef de la televisión de Corea del Sur cuyo apodo es "Big Mama". Un personaje farandulero que resultó ser un empujón clave en el mercado asiático gracias a sus apariciones en la cadena de televisión KBS. Allí, la particular chef entrega recetas tradicionales de ese país preparadas con productos de Agrosuper.
Según comentan en la compañía, la idea de contar con "Big Mama" era tener una embajadora conocida y con arrastre en una población donde el cerdo forma parte del 30% de la dieta de sus habitantes. Sin ir más lejos, el año pasado vendieron US$876 millones entre lomos, costillares y piernas, de lo cual el 43,3% se fue a Corea del Sur, Japón, China y Rusia.
Otra estrategia que ha utilizado la compañía es convocar a eventos masivos. Hace un par de años, reunieron a más de de 17 mil coreanos en el Seoulland Park para ser parte del primer Global Pork Festival de Agrosuper, actividad que contó con la participación de 14 chefs de diferentes nacionalidades, entre ellos "Big Mama".
Los productos "novedosos"
Pero otra receta de la compañía es adecuar los cortes y los productos a lo que buscan los asiáticos en los supermercados, gustos que muchas veces difieren de las preferencias nacionales.
"En los últimos tres años, la compañía ha aumentado en más de 20% la venta de productos 'novedosos' a Asia que no se comercializan a gran escala en Occidente. Por ejemplo, las garras de pollo, testículos de pavo, mano y cabezas de cerdo, entre otros; junto con productos que antes no se consumían en ese país, como el pavo ahumado", comenta Luer.
China es, por ejemplo, el principal destino de los testículos de pavo, un plato muy apetecido por restaurantes y una tradición para el año nuevo chino, en el cual se prepara una especie de paella con este producto, garras de pollo, verduras y salsas.
Más facturación
Este año el salmón también ayudó
En los primeros seis meses de este año, Agrosuper también ganó dinero y sus resultados fueron favorecidos por el alza en el precio internacional del salmón, producto de la disminución en la oferta de este producto a nivel mundial.
La compañía obtuvo utilidades por $69.662 millones, cerca de US$102 millones, un 13,2% más que en el mismo periodo el año pasado.
En cuanto a sus ventas, la compañía de Gonzalo Vial facturó $811.221 millones, unos US$1.192 millones.
Según su último reporte de resultados, las ventas en el segmento carnes aumentaron un 2,1% y su resultado antes de impuesto superó los $85 mil millones, unos US$125 millones.

Según Agrosuper, "la estabilidad en la generación de flujos en el segmento carnes, es producto de la integración vertical, la diversificación comercial y el desarrollo de marcas reconocidas".

No hay comentarios: