valdebenito

valdebenito

martes, 18 de octubre de 2016

Chile: Manejo racional de plaguicidas en hortalizas


El uso excesivo de plaguicidas constituye una práctica de la que los productores de hortalizas de hoja ya están tomando mayor conciencia.

El ingeniero agrónomo Carlos Quiroz E., investigador del INIA Intihuasi, aseguró durante un seminario que las aplicaciones de plaguicidas en exceso muchas veces son innecesarias. "Además de aumentar los costos de producción para el agricultor, implican un riesgo debido a los altos niveles de residuos presentes en las hortalizas, con el consecuente riesgo para la salud de la población.
El INIA, a través del proyecto "Desarrollo y validación de un estándar de calidad que aplicado por proveedores de hortalizas de hojas al sector público y privado en Chile logren acceso a los mercados internos sin limitaciones", realizó un seminario al que asistieron más de 250 personas en las localidades donde se llevaron a cabo, esto es, San Antonio, La Cruz y Lampa.
En la oportunidad se dio a conocer los resultados de los estudios realizados en hortalizas de hoja como lechugas, repollo, acelga y espinaca en el marco de este proyecto financiado por el Ministerio de Agricultura. Durante su ejecución se desarrolló y validó un estándar de producción e inocuidad para hortalizas de hoja, aplicable a los proveedores de espinaca, lechuga y acelga, con destino a los principales poderes compradores públicos y privados en Chile.
A partir de estudios realizados por el INIA y el SAG se tenía conocimiento de la existencia de altos porcentajes de muestras con residuos de plaguicidas, incluso sobre los límites máximos residuales. Esto debido al manejo sanitario basado en aplicaciones calendarizadas, muchas veces innecesarias y sin considerar los tiempos de carencia.
Por ello el INIA se propuso como objetivo entregar una visión general sobre el manejo fitosanitario de hortalizas de hoja llegando a la conclusión que los productores tienden a excederse en el uso de plaguicidas, muchas veces con aplicaciones innecesarias porque la plaga o enfermedad no está presente o su presencia es bajo los niveles de daño económico.
Según Paulina Sepúlveda, esta asistencia es muy importante porque facilita la transferencia de aspectos sanitarios, instalando en los productores y extensionistas conocimiento práctico sobre los plaguicidas de mayor selectividad, menor toxicidad y su adecuado manejo tanto en plagas como enfermedades. Además de fomentar iniciativas tendentes a introducir elementos de producción integrada con énfasis en Buenas Prácticas Agrícolas y Manejo Integrado de Plagas.
Carlos Quiroz, director del proyecto aseguró que la inocuidad en hortalizas es un tema importante. Lechuga, espinacas y acelgas son alimentos de consumo importante y objetivamente se produce un riesgo en la población por la ingesta de residuos tóxicos producto del uso excesivo de plaguicidas. Agregó: "Hemos observado una actitud para cambiar el manejo sanitario donde los productores cada vez consolidan mejor los diferentes protocolos que hemos propuesto como equipo técnico siempre apuntando a una reducción en la carga de aplicación de plaguicidas". Llevamos, destacó, "mucho tiempo trabajando con agricultores y hortaliceros y creemos que el cambio será positivo".
La Región de Valparaíso cuenta con 10.191 hectáreas, de las cuales 2.156 están destinadas a la producción de hortalizas de hoja, constituyendo el 20% de la totalidad de la superficie destinada a la producción de hortalizas de hoja del país.

Los expositores dieron a conocer resultados acerca de las prácticas productivas de espinaca, acelga y lechuga y las evaluaciones realizadas en la matriz vegetal, agua y suelo para verificar la presencia de plaguicidas, fertilizantes o contaminación microbiológica, además de su incidencia sobre la productividad, inocuidad e impacto sobre el medioambiente. Asimismo, las tecnologías y prácticas agronómicas que se validaron fueron ajustadas para lograr hortalizas inocuas y mejorar la calidad de los productos.

No hay comentarios: