valdebenito

valdebenito

miércoles, 19 de octubre de 2016

La reelección, una tarea que se complica


El actual concejo municipal de San Carlos está compuesto por Mario Sabag (DC), Lucrecia Flores (PS),

Héctor Guzmán (P.A.), Sergio Ruiz (RN), César Ortíz (ex-UDI) y Roberto Tapia (PPD)
Teniendo en consideración que el rol del concejal es principalmente fiscalizar, este debe llegar al concejo con la suficiente preparación y no esperar "capcitarse" con fondos de la ciudad.
Este fin de semana los sancarlinos irán a las urnas para renovar en su totalidad o parcialmente a los integrantes que, salvo César Ortíz (ex-UDI) van a la reelección.
A la hora del escrutinio público este cuerpo colegiado deberá dar cuenta también de dos aspectos que marcaron su período.
Se quiera o no reconocer este concejo municipal es responsable de dos hechos que nos han marcados negativamente ante la opinión pública local y nacional. Los excesos y los viajes.
Durante el período del actual concejo municipal se hizo común el uso de un lenguaje y acciones apartadas de la dignidad de un cargo de autoridad, lo que no fue debidamente rechazado. Para qué hablar de las agresiones, eso sí da vergüenza.
Otro aspecto que toca a cada integrante del actual concejo municipal que va a la reelección, son los excesivos y en algunos casos inútiles viajes que, bajo una pretendida capacitación, convenios o un inexistente turismo en San Carlos, han recorrido el mundo a costa de los recursos municipales, lo que ha llevado a San Carlos a la televisión y mostrado a nivel nacional por hechos para nada edificantes.
De los actuales concejales, salvo César Ortíz (ex-UDI) que prefirió la continuidad del sistema público, los demás aparecen pidiendo una nueva oportunidad y cada uno por diferentes motivos.
Mario Sabag, tiene la ventaja de ser conocido (varias veces candidato) pero por otro lado le juega en contra su actitud pasiva y si bien ha ejercido algunas acciones fiscalizadoras, se esperaba un mayor liderazgo en todo este tiempo.
Héctor Guzmán sobre quien pesa sus acciones desbocadas y sus viajes, embarcó a un grupo de jóvenes, de la "amarilla amplitud" y se quedó en la orilla, lo que le podría pasar la cuenta.
Lucrecia Flores tiene varios períodos a cuesta, pero su último ejercicio también suma varias "millas LAN pass" y dos viajes a Cuba que no tuvieron suficiente explicación.
De Sergio Ruiz es poco lo que se puede decir, más allá de ser el delfín del Alcalde. No demostró que lo publico fuera lo suyo y si bien se ha ubicado bajo el frondoso árbol político, él mismo ha reconocido que esto no es lo suyo, pero igual se queda.
Roberto Tapia, el concejal de las fotos y la eterna sonrisa, en materia de fiscalización no supo guardar distancia y se involucró en la misma gestión que se esperaba fiscalizara, pero, tal como él lo ha reconocido le atrae la farándula, que es algo muy distinto de su cargo, pero que la gran masa de votantes no distingue mucho.

Así es muy probable que haya cupos que se renueven y otros que logren quedarse y para lo cual hay en total 32 postulantes en competencia.
Como cada cuatro años, nuevamente el poder queda en manos del ciudadano y será este quien decida.

No hay comentarios: