valdebenito

valdebenito

viernes, 21 de octubre de 2016

Lluvia y granizo afectaron cerezas tempranas


En víspera de la cosecha en Chile.-  El pasado fin de semana se presentaron intensas lluvias en Chile,

las cuales afectaron zonas productoras de cerezas como Curicó y la Región Metropolitana. Estos aguaceros tendrían como consecuencia una pérdida del 30% en la Séptima Región (Curicó y alrededores) y, aproximadamente, del 20% en la Sexta Región y Zona Metropolitana. El problema sería, principalmente, para las variedades tempranas, como la Royal Dawn, Brooks y algo de Santina.
Pérdidas con o sin carpas de protección
Rodrigo Sánchez, de Agrícola Lo Garcés, uno de los principales productores de cerezas de la zona, comentó a FreshPlaza la situación: "Las lluvias empezaron el sábado y duraron hasta la mañana del domingo. La Séptima Región es la que presenta mayores pérdidas, pues cayeron hasta 50 ml y en la Sexta Región, 20 ml. La consecuencia es que todas las variedades tempranas tienen algún tipo de partiduras, pues las cerezas se dañan al caer agua libre a la cutícula de la cereza. Principalmente se debe a la diferencia de presión osmótica, pues el agua de lluvia no tiene cargas, ni cationes ni aniones y, por lo tanto, al entrar al fruto lo revienta".
"A pesar de que en la mayoría de los cultivos se utilizan carpas de protección, las pérdidas no se pudieron evitar. Mi teoría es que si las raíces reciben mucha agua en un corto periodo de tiempo, la fruta se ve afectada por este exceso de riego. Vale recalcar que hemos tenido un invierno en el que llovió muy temprano; por lo tanto, los suelos estaban secos y al recibir un riego excesivo y abrupto se dañó la fruta, que sufrió rupturas. Esta es una situación que no habíamos experimentado anteriormente, y la consecuencia ha sido fruta partida a pesar de haber tenido protección contra las lluvias", afirma Sánchez.
Menos oferta, pero con la misma calidad
El pronóstico es que para las siguientes semanas no se presentarán más lluvias de esta intensidad. Si sumamos a esta situación las heladas de hace un par de meses, las cuales causaron muchos estragos, la oferta será definitivamente menor que la esperada, mientras que la demanda se mantendría estable. Este desbalance en el mercado tendría un efecto positivo en los precios, pudiendo superar los del año pasado, principalmente en el Lejano Oriente, que es el principal mercado para las variedades tempranas. Del total de las exportaciones, estas variedades dañadas ocupan, aproximadamente, el 15%.
Las variedades siguientes no se verían afectadas, que son las que ocupan un mayor índice en el rango de exportaciones. "Empezamos a cosechar dentro de unos 15 días y la cosecha seguirá su curso hasta mediados de enero. A pesar de la depreciación en la oferta, la calidad de la fruta no se verá afectada. Felizmente, la tecnología actual es lo suficientemente meticulosa para seleccionar la fruta dañada de las líneas de embalaje, por lo que las cajas terminadas tendrán la misma calidad de cerezas a lo acostumbrado", remarca firmemente el representante.

Granizo
Esta mañana, Andrés Ruiz, gerente comercial de Copefruit S.A., ha reportado en las redes sociales que en la tarde de ayer ha vuelto a llover y se presenció granizos en la zona de Curicó. "Todos los años tenemos daños que influyen en el potencial de nuestras cosechas", afirmó.

No hay comentarios: