valdebenito

valdebenito

martes, 18 de octubre de 2016

Senador Navarro condicionó su voto en la ley corta


"Mi voto no está disponible para permitir votar en dos lugares distintos".-


El senador Alejandro Navarro dijo que "de aprobarse este proyecto tal como está, podríamos pasar de un bochorno electoral a un bochorno legislativo, toda vez que el proyecto podría ser cuestionado por el Tribunal Constitucional al establecer ciudadanos de dos tipos, unos que pueden elegir donde votar y otros que no".
El senador Alejandro Navarro condicionó su voto a la ley corta que busca resolver los problemas del padrón electoral, con esto dejaría a la Nueva Mayoría sin alcanzar los 21 respaldos necesarios en el Senado para aprobar la iniciativa impulsada por el Ejecutivo.
"Mi voto no está disponible para un proyecto de ley que deje abierta la posibilidad de que algunas personas puedan votar en dos lugares, eso es abiertamente inconstitucional, ya que instala a ciudadanos con privilegios por sobre otros: unos que pueden elegir entre dos comunas donde votar y otros que solo tienen una opción".
En este contexto el senador sostuvo que "este proyecto tiene un mal diseño de origen, ya que viola el derecho constitucional de igualdad ante la ley, y dado los plazos, está destinado al fracaso".
Para Navarro "una buena jamás será una ley exprés debatida en 24 horas. Este parche sigue dejando a Chile con un padrón electoral que no da garantías de un debido proceso democrático".
Recordemos que el proyecto ingresado por el gobierno faculta al Servel para 'duplicar en el padrón electoral a aquellos electores respecto de los cuales el Registro Civil le comunicó al Servel un cambio de domicilio a una comuna distinta de la que tenían registrada ante el Servel, con anterioridad a la suspensión de inscripciones... para la elección municipal 2016'.
El proyecto agrega que quien sea sorprendido votando más de una vez será denunciado arriesgando penas de presidio mayor en su grado mínimo.
Al respecto, el senador Navarro indicó que "de aprobarse este proyecto tal como está, podríamos pasar de un bochorno electoral a un bochorno legislativo, toda vez que el proyecto podría ser cuestionado por el Tribunal Constitucional al establecer ciudadanos de dos tipos, unos que pueden elegir donde votar y otros que no".
"Además" agregó que "el Servel no tiene la capacidad de revisar si casi medio millón de chilenos lo hizo solo una vez, eso requiere recursos adicionales que no existen".
Para el parlamentario "una verdadera auditoria de padrón sería poder comprobar que cada votante viva, estudie o trabaje en el domicilio que aparece en el padrón electoral, para ello se requiere de un proceso de reinscripción imposible de realizar en estos plazos y para el cual el Servel no cuenta ni con los funcionarios ni con el presupuesto".
A juicio del legislador "una propuesta de ley que dé garantías debe permitir que quienes fueron cambiados de domicilio electoral puedan sufragar solo en el local de votación correspondiente al domicilio registrado anterior a la publicación del padrón electoral con carácter de definitivo para la elección municipal 2016".

Finalmente Navarro criticó el letargo con que el gobierno ha enfrentado esta crisis a pesar de contar con los antecedentes desde hace tiempo, "esta es una situación que debió haber sido advertida por la Comisión Engel, lo que no ocurrió. Sin embargo, los errores de domicilio en el padrón electoral eran conocidos por el gobierno desde hace meses y nadie hizo nada hasta una semana antes de la elección. Esto da cuenta de la fórmula con que el aparato del Estado ha venido actuando desde hace años y que es actuar cuando la casa se está incendiando".

No hay comentarios: