valdebenito

valdebenito

viernes, 11 de noviembre de 2016

Denuncia intervención en construcción de edificio municipal


Director de Obras, Gastón Suazo.- El problema originado a partir de la decisión del alcalde de no pagar

el último estado de pago, unos 400 millones de pesos, a la empresa INGETAL que construyó y entregó el edificio municipal, obedecería -según el DOM-a un desorden provocado por un centralismo de la alcaldía que no dejó que se desarrollaran todos los actores que forman parte del contrato.
Esta semana el tema del edificio municipal y su última pago, post- recepción- fue llevado al concejo municipal, donde se conoció una posterior investigación del director de control que, ante la negativa de la DOM de autorizar una ampliación de plazo, indagó en el proceso administrativo y evidenció -según el- anomalías ocurridas y, por ello se negó a firmar el último estado de pago .
El alcalde Gebrie buscaba en esa sesión tener el apoyo del concejo para insistir en la firma y pagar los 400 millones de pesos que en septiembre le giró el gobierno regional para que terminara por cancelar a la empresa que construyó el edificio, la obra que fue totalmente recepcionada. En la ocasión los ediles le señalaron que él debía continuar con el proceso que ya había iniciado (recordemos que hubo 21 estado de pagos anteriores).
En la ocasión un perplejo representante de la empresa, Henry Pineda, no cabía en sí ante la situación debido, según él, a que el problema administrativo no debería ser causa de retenerles el pago, ya que la obras había sido recepcionada en conformidad.
Para el director de Obras, Arquitecto Gastón Suazo, quien en su oportunidad negó la tercera ampliación de plazo, el conflicto se generó al no respetarse la carta gantt (programación de la obra) y por intervención del alcalde quien tomó decisiones que no le correspondían junto con la empresa y el contrato se fue desfigurando para terminar, si bien con la obra construida, con una ejecución diferente en tiempo a lo programado y ofrecido. Eso es una irregularidad administrativa que, como se dijo en el concejo, puede llegar a un juicio de cuentas al alcalde.
El arquitecto Suazo cree que no se respetó lo técnico y profesional. Consultado sobre los tiempos en donde no aparece la inspectora técnica de la obra por parte del municipio, según lo evidenció el jefe de control, Gastón Suazo responde que sí estuvo presente pero no registró en el libro de obra su actuación "desconozco por qué" dijo.
"Lo que sí sé, es que la empresa Ingetal tuvo siempre contacto con el alcalde, en reuniones donde el director de Obras quedó al margen y también el ITO y se tomaron determinaciones que no corresponden. Esto demuestra una vez más que no se puede centralizar una administración, que debe dejar que se desarrollen los actores que forman parte del contrato. Si se hubiera dejado actuar a quienes corresponde, muchas cosas se habrían precavido, evitando este bochorno.
Con el afán de querer meterse y controlarlo y darle todas las franquicias "total después lo arreglamos". hoy nos encontramos en esto.

Suazo concluye que en este caso la empresa se encontró con una planificación que no iba a poder cumplir "que lo que comprometió en la ruta crítica, iba a ser imposible de hacerlo".

No hay comentarios: