valdebenito

valdebenito

sábado, 10 de diciembre de 2016

Apicultora de Quillón produce cosméticos y productos gourmet


El valor agregado se ha transformado en la gran motivación de los apicultores de Quillón para mantener a salvo sus ejemplares, logrando utilizarlas más allá de la elaboración de miel.

Es el caso de Noemí Carrasco, productora que ha logrado trabajar los derivados de colmena, a tal punto que ha podido, desde hace 10 años, crear muchos subproductos de uso diario y que se han tornado de alta demanda.
"Yo partí en Quillón haciendo un curso de Apicultura a través del programa Jefas de Hogar, que me sirvió para aprender a hacer crianza y producción de reinas. Fue un curso my bueno que me ayudó a hacer el material apícola. Esto fue en 2010 y como había aprendido a hacer otro miel y la miel es estacionaria, dije, puedo hacer otras cosas para vivir de esto y así he logrado elaborar muchos otros productos", contó Noemí.
Gracias a un proyecto que se adjudicó a través de Indap, la mujer oriunda de Santiago, logró implementar una sala completamente equipada para realizar sus producciones, que van desde la miel propiamente tal, hasta productos gourmet e incluso cosméticos. "Después de lograr mi laboratorio, tomé un curso de producción de subproductos de la colmena, donde aprendí a trabajar el propóleo, la cera, la jalea real, la apitoxina; en general, todo lo que produce la colmena y me aventuré con el shampoo", indicó.
Dulce pasión
Como toda una científica, Noemí se encierra en su laboratorio para producir nuevos productos. Con vasos de precipitado, gotarios, balanza y una serie de esencias para mezclar con lo que producen las abejas; ella ha logrado sus grandes creaciones, entre las que cuentan bálsamos labiales, cremas de mano de coco y miel e incluso un bloqueador solar, su última creación. Pero es el talco para pies a base de propóleo uno de los más demandados, sobre todo en verano, debido a sus beneficios en la prevención de hongos y el mal olor.
"
Para nosotros Noemí es un ejemplo de emprendimiento, dado que ella se ha preocupado de capacitarse y adquirir nuevos conocimientos que le han permitido crear productos innovadores y darle valor a su producción apícola a través de nuevas propuestas como alimentos funcionales con la incorporación de avenas, maní y otras cosas combinadas con miel, algo que la gente está buscando para mejorar su alimentación y su salud", explicó Osvaldo Alcayaga, jefe de la Oficina de Desarrollo Económico Local (Odel) de la Municipalidad de Quillón.
Para Noemí todo comienza en sus colmenas, entregando un cuidado sumo a las abejas, alimentándolas con vitaminas y otras sustancias que las mantengan saludables. No hay duda de que ellas son grandes protagonistas del éxito que ha tenido elaborando sus productos, al punto que creó su propia empresa, Beeapis.
Miel con chocolate, miel con merkén, miel con maní, miel con nueces, granola con frutos secos y miel; son muchas las variedades alimentarias que ha conseguido Noemí, utilizando sus conocimientos, ingenio y una pasión única por la apicultura.

Realmente, esta quillonina es un ejemplo de emprendimiento a través de la innovación y sus creaciones la han llevado a presentarse en ferias y exposiciones a lo largo y ancho de la Región. Es esta la forma que ocupa Noemí para aportar en el cuidado de las abejas y así evitar una catástrofe ecológica, con la desaparición de las abejas.

No hay comentarios: