valdebenito

valdebenito

sábado, 24 de diciembre de 2016

Apuestan por nueva variedad de rosa mosqueta de gran calibre


Dedicados por 22 años al desarrollo de la agricultura tradicional, Jorge Sandoval Antilao y su hija Sandra decidieron apostar por el cultivo

de la "rosa mosqueta del huerto", una nueva variedad que destaca por su gran tamaño y potencial productivo frente al tradicional fruto silvestre que recolectan los pequeños campesinos en La Araucanía.
En su predio ubicado en la comunidad indígena Venancio Llaupe, en la comuna de Vilcún, el agricultor se encarga de cultivar la rosa mosqueta mientras su hija pone en práctica los secretos y técnicas que heredó de su madre para la elaboración de exquisitas mermeladas. Así, junto con dar valor agregado a este fruto, que se ha ido posicionando en el mercado y que es reconocido en el mundo por sus propiedades cicatrizantes y regeneradoras, obtienen mayores ingresos.
Esta familia mapuche ha logrado mejorar y diversificar su producción gracias a su participación en el Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) de INDAP. "El PDTI significa mucho para nosotros, porque antes nunca tuvimos apoyo de nadie. Ahora estamos recibiendo ayuda en proyectos y en asesoría. Los técnicos son muy buenos y nos ayudan a mejorar nuestros cultivos, a combatir enfermedades... Siempre están ahí para apoyarnos", afirma Jorge Sandoval.
Para el director de INDAP Araucanía, Christian Núñez, este emprendimiento da cuenta de la gran capacidad de innovación que tienen las familias mapuche, que están buscando siempre nuevas alternativas de producción para mejorar sus ingresos. "Ellos trabajan una rosa mosqueta que tiene un potencial muy grande. Esto refleja que aquí hay un esfuerzo y una asesoría técnica especializada para mejorar los recursos naturales disponibles, que le permite a esta familia tener dos líneas de comercialización: Como fruto y con valor agregado mediante la elaboración de mermeladas para el mercado local ".

La rosa mosqueta es altamente requerida en todo el mundo por sus propiedades cicatrizantes y regeneradoras y por ser rica en vitaminas. Desde hace 30 años, Chile es el principal productor, con un 85 por ciento de la oferta mundial. Además, según cifras de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), es la principal planta medicinal de exportación, con un volumen de 5 mil toneladas por año, principalmente como cascarilla deshidratada. Alemania, Suecia y Estados Unidos son los principales mercados.

No hay comentarios: