valdebenito

valdebenito

martes, 13 de diciembre de 2016

"Yo tengo compasión con el moribundo"


Durante este fin de semana el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Jaime Campos señaló que le parecía

"obvio" que enfermos terminales pudieran salir de la cárcel y cumplir sus condenas bajo arresto domiciliario, abriendo un encendido debate respecto a la situación de los violadores de Derechos Humanos internos en el penal Punta Peuco.
En entrevista en el diario El Mercurio, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Jaime Campos vuelve a encender el debate respecto a los beneficios que se le quieren otorgar a los militares presos en Punta Peuco. El ministro señaló que "desgraciadamente todos vamos tomando posiciones sobre esta materia en base a lo que son nuestras visiones o intereses particulares, y no tenemos una mirada colectiva de país. Creo que los derechos humanos son válidos para todo el mundo, sin distinción de ninguna especie. Pero pareciese que algunos no lo creen así".
El tema fue tratado en el Comité Político de La Moneda y, en paralelo, el ministro Campos dio explicaciones sobre sus dichos tras reunirse esta mañana con representantes de la Corte Suprema.
"Ayer di a conocer mi opinión sobre el tema aunque las interpretaciones han sido varias. Porque parece que en Chile además de tantos problemas también tenemos de comprensión de lenguaje. Yo considero que ha habido una falta de coraje para abordar el tema de las personas, de los delincuentes que han sido condenados por los Tribunales de Justicia y que se encuentran en una situación de salud muy grave, terminal, con riesgo inminente de muerte. Hablaba en general, de cualquier delincuente, no me he referido a ninguno en particular y lo que he dicho es que en nuestro ordenamiento jurídico no da una respuesta a esa situación y me parece que si no lo resuelve ha sido por esa suerte de hipocresía que conforma nuestra idiosincrasia".
A su vez, el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch enfatizó en que la reunión de hoy tuvo otro carácter, por lo que los temas tratados no tenían relación con lo aparecido en la prensa. "Acabamos de terminar una reunión donde nos convocó el ministro de Justicia con la idea de constituir una Comisión entre ambas instituciones y resolver los asuntos que tenemos pendientes. Respecto a los Derechos Humanos ese es un asunto no se ha conversado hoy día. Lo que ha dicho el señor ministro de Justicia lo leí en el diario, pero eso no ha sido siquiera motivo de conversación. Mantengo lo que he sostenido y supongo que el ministro también, pero no fue materia de esta reunión".
Los dichos del ministro generaron diversas críticas de organizaciones como la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, que los calificaron como "una burla". Parlamentarios como Sergio Aguiló (IC) y Hugo Gutiérrez (PC), presentaron por su parte una solicitud a la Corte Suprema para que no se otorguen más beneficios carcelarios a los condenados por delitos de lesa humanidad.
Esta mañana además el gobierno, a través de la vocera Paula Narváez, indicó que los dichos del ministro son personales, pues el gobierno no tiene variación sobre el tema, desmarcándose de la idea de otorgar más privilegios a los condenados de las diferentes cárceles del país.
SOBRE PUNTA PEUCO
Hoy además se dio a conocer la noticia de que la Corte de Apelaciones de Santiago otorgó la libertad condicional al suboficial en retiro de Carabineros Armando Cabrera Aguilar, condenado por por participar en el homicidio del carpintero Juan Alegría Mondaca en junio de 1983.
El tribunal acogió el recurso de amparo presentado por la defensa de Cabrera y reconoció su "derecho a la libertad condicional".
En el documento el tribunal establece que Armando Cabrera cumple con todos los requisitos estipulados por la ley y señala: "Solo cabe concluir que cumple con todos ellos y que es procedente que se le conceda el beneficio impetrado, más todavía si se considera que, como se señala en el artículo 1° del mencionado texto legal, se trata de antecedentes que demuestran que el condenado se encuentra corregido y rehabilitado para la vida social".
El ministro de Justicia y Derechos Humanos no quiso referirse a quienes se encuentran cumpliendo condena en el Penal Punta Peuco, siendo enfático sí en señalar que "algunos creen que a través de mi declaración lo que yo pretendo es darle una solución a quienes están cumpliendo su condena en Punta Peuco, y yo jamás me he referido a eso. Mi afirmación es genérica, sobre cualquier delincuente que está padeciendo una enfermedad terminal".Punta-Peuco-agencia-uno
"¿Es humanitario que ese hombre los últimos meses de vida siga en la cárcel, por mucho que haya atentado contra la dignidad humana al cometer el delito que cometió, la sociedad chilena no le va a permitir morir dignamente junto a su familia. Es un tema humanitario. Tiene que ver con todos en general. Yo tengo compasión con el moribundo".
El ministro se refirió además a las normas internacionales, indicando que "no hay ninguna norma que le prohíba a un país –por razones humanitarias- permitir que los condenados por cualquier delito y que irremediablemente van a fallecer producto de una enfermedad terminal y grave no puedan pasar sus últimos días bajo arresto domiciliario".

Respecto a los puntos de la reunión con los representantes de la Corte Suprema, indicaron que quedó conformada una comisión y mesa de trabajo con representantes de ambas instituciones, quienes van a elaborar una agenda para trabajar los temas pendientes. Lo anterior en respuesta del Ejecutivo a los planteamientos que la Corte Suprema había realizado hace algunos meses a través de una carta a la Presidenta Michelle Bachelet.

No hay comentarios: