valdebenito

valdebenito

lunes, 23 de enero de 2017

Fiscal apunta a negligencia de eléctricas por origen de incendio de Pumanque

La falta de mantención del tendido de energía podría ser la causa de los siniestros en la Región de O'Higgins.

El incendio que afecta desde el martes a Pumanque, VI Región, pasará a la historia como el más destructor en los últimos 50 años en el país: el fuego empezó en el sector de Nilahue Barahona y se extendió hacia Marchigüe y Pichilemu, dejando al menos 38.293 hectáreas quemadas.
Las causas de su origen están bajo la lupa del Ministerio Público y el fiscal regional Emiliano Arias ya cuenta con los primeros antecedentes, que apuntan a las empresas eléctricas encargadas del tendido en la zona.
Un testigo clave entregó las pistas. Según el fiscal, se trata de un habitante del sector quien relató a Carabineros que "me percaté que había mucho viento en la zona. Luego, vi el contacto de las ramas de eucaplitos con las líneas del tendido eléctrico, y eso produjo chispas que luego cayeron a la tierra, donde había material combustible, lo que habría originado el incendio de Pumanque".
Arias aseguró que "lo trascendente es que la Ley Eléctrica obliga a las empresas encargadas de la distribución a mantener una franja de seguridad libre de elementos combustibles, la cual está ubicada abajo del tendido, en el suelo, cosa que si caen chispas no se produzcan incendios. También deben mantener libre de ramas y elementos que no pueden tomar contacto con el tendido. En consecuencia, si es que esa protección no se produjo quiere decir que hubo una falta de una adecuada mantención del tendido. La empresa encargada en toda la región es CGE (Compañía General de Electricidad)".
En las últimas semanas el fiscal fue a las oficinas de CGE y de otras empresas contratistas e incautó documentación para indagar una serie de incendios que se han originado en la región. Arias explicó que se encuentra estudiando la participación penal del delito, "porque si la empresa es capaz de demostrar que cumplió con todas sus obligaciones y entregó a otra empresa la mantención, eso disminuye su responsabilidad".
Agregó que "estamos analizando formalizar a los dueños de la empresa del tendido eléctrico. El tema de la imputación penal va recaer sobre aquel que cometió un acto negligente. Estos son delitos de omisión, que consisten en no haber evitado lo evitable teniendo la obligación de hacerlo, en este caso la Ley Eléctrica es bastante clara".
Arias detalló que desde junio de 2016 empezó a trabajar junto con la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Carabineros y la PDI en un análisis histórico de los incendios forestales de la región y cuáles han sido sus causas. Dijo que a la fecha han investigado 85 siniestros y formalizado a 15 personas por estos delitos. Cinco están en prisión preventiva y la fiscalía los sindica como pirómanos.
Fuego en el país
Ayer, en tanto, los incendios forestales seguían sin dar tregua a bomberos y brigadistas. Luego de que se decretara estado de catástrofe en las regiones de O'Higgins y del Maule, el gobierno dispuso nuevos recursos para coordinar la ayuda y enfrentar la emergencia.
A primera hora, la Presidenta Michelle Bachelet encabezó en La Moneda una reunión con los ministros de Interior y Defensa, además del subsecretario del Interior, para conocer el estado de los siniestros. "Estamos haciendo todo lo humanamente posible", sostuvo la Mandataria. Bachelet añadió que se está coordinando ayuda proveniente de Francia para enfrentar la situación. En tanto, el titular de Interior, Mario Fernández, indicó que "la situación se mantiene grave".
Más de 81 mil hectáreas ya habían sido consumidas hacia el mediodía por los 37 focos de incendios activos entre las regiones de Valparaíso y de O'Higgins (ver recuadro). Esta última era la más afectada, con más de 63 mil hectáreas de superficie dañada, 29 casas destruidas y 70 damnificados.
Además, una situación compleja se vivió en el pueblo San Pedro de Alcántara, comuna de Paredones, donde el fuego rodeó la localidad, obligando a evacuar a los residentes. Producto de las llamas, el cementerio local resultó destruido.
En Pumanque, en tanto, las aeronaves que combatían la emergencia no dieron a basto con el agua de lagos y estanques y debieron recurrir a la de la piscina municipal.
El director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Ricardo Toro, explicó que hay 32 aeronaves combatiendo los siniestros en el país. A ello se suman 21 brigadas forestales del Ejército. La autoridad agregó que las condiciones meteorológicas se mantenían "extremas" y que se espera que en los próximos días llegue la ayuda que el Estado solicitó a otros países . "Está pensado de que la ayuda llegue en seis o siete días, con el objeto de que haya recambio y se incrementen los medios que necesitamos", indicó.
A la hora de los balances se suma que en la Región del Maule se registraban más de 9 mil ha consumidas por el fuego en tres focos. Dada la situación, el intendente Pablo Meza junto al director de operaciones del Ejército, general Javier Iturriaga, sobrevolaron Cauquenes.
Al término del Comité Operativo de Emergencia, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, señaló que "estamos enfrentando el mayor desastre forestal a nivel país. El año pasado tuvimos 7.391 hectáreas quemadas; en este minuto vamos en 178 mil". Además, informó de 56 viviendas destruidas, 124 damnificados, 198 evacuados y 86 albergados.

Además en Bulnes, Región del Biobío se declaró alerta roja por el incendio que afectó al sector de Santa Elena, el que al cierre de esta edición, había consumido ocho casas y más de 300 hectáreas de vegetación. Producto del rápido avance del fuego, varias localidades cercanas debieron ser evacuadas.

No hay comentarios: