valdebenito

valdebenito

martes, 24 de enero de 2017

Mira los exitosos resultados del gel hecho a base de cobre en la industria lechera

Antibióticos, ungüentos yodados e -incluso- intervenciones genéticas utilizan las empresas productoras de leche

para combatir la mastitis, enfermedad que acarrea pérdidas millonarias para el rubro.
Afecta la zona de la glándula mamaria en las vacas, originándoles molestias, dolores e infecciones. En Estados Unidos la industria invierte hasta casi US$200 por bovino en tratarla, siendo uno de los mayores gastos del sector.
En la zona centro y sur del país se desarrolla una importante industria lechera que también conoce este problema. Y los tratamientos son cada vez más caros.
Ante ello, Cow Guard, un gel elaborado en Chile a base de cobre por la firma Biogénesis Animal Health, genera resultados sorprendentes y efectivos.
El gel produce una sustancia protectora que previene la entrada de organismos patógenos (como bacterias, virus y hongos) por el esfínter del pezón de las vacas, que es donde se empieza a gestar la infección.
Se aplica de manera manual antes y después del ordeñamiento, lo que favorece también las condiciones sanitarias del proceso. Las propiedades bactericidas del cobre juegan totalmente a favor del gel.
Un estudio piloto -efectuado desde el inicio del período productivo el año 2015 hasta marzo del 2016- determinó que en aquellos bovinos a los que se les aplicó, mostraron una incidencia de mastitis 84% más baja, produciendo 6,5% más de leche en comparación con las vacas que fueron tratadas con el remedio común: un ungüento yodado.
La prueba generó, además, más de un litro de leche adicional diario por bovino y un aumento de ganancias de casi US$100 por vaca, durante toda la temporada .
Un aspecto a considerar es que los ejemplares bovinos generan células somáticas cuya cantidad permite prever el surgimiento de enfermedades, además de funcionar como indicador de la calidad láctea. A mayor cantidad del citado tipo de células, más probabilidades de encontrarse con una infección en la glándula mamaria (y viceversa).
Tras la aplicación del gel elaborado en Chile se apunta una reducción de células somáticas cercana al 18% mensual.
El proyecto Cow Guard se adjudicó el año 2012 un Fondo de Innovación Agraria para la investigación y el desarrollo del producto, por lo que desde ahí la empresa comercializa el gel.
La marca cuenta también con un estudio del Instituto Microbiológico de la Universidad de Chile que confirma su inocuidad para la salud pública, ya que la cantidad de cobre que se traspasa a la leche está 250 veces por debajo de lo que permite el Reglamento Sanitario de los Alimentos (RSCA).
Cow Guard se encuentra apoyado ahora por Codelco Lab, filial de innovación de Codelco, que incuba proyectos relacionados con nuevos usos del cobre, litio y molibdeno.

El estudio del uso del gel se efectuó en la lechera Chilterra, una de las tres más grandes del país, ubicada en la comuna de Pailaco, región de Los Ríos.

No hay comentarios: