valdebenito

valdebenito

sábado, 21 de enero de 2017

Viña Bouchon pagará $280 por uva Cinsault para elaborar espumante

La Viña Bouchon, de San Javier, Región del Maule, llegó a acuerdo para adquirir 50 mil kilogramos de uva Cinsault a pequeños y medianos viñateros de Coelemu,

por los que va a pagar $280 (más IVA) por kilogramo, lo que triplica el precio que pagaron las grandes viñas de la zona central por esta uva la temporada pasada.
En los centros de acopio se pagó entre $85-90 por kilogramo (más IVA) de uva tinta a granel el año pasado.
Así lo expresó Demy Olmos, enólogo de la Municipalidad de Coelemu, quien puso en contacto al enólogo de la Viña Bouchon, Cristian Sepúlveda, con los productores.
Espumante
En la temporada anterior, Bouchon había comprado 10 mil kilogramos de uva Cinsault para la elaboración del espumante Bouchon Extra Brut País-Cinsault, que en su primera versión, el año pasado, tuvo un gran éxito de ventas, pues la producción limitada de 6 mil botellas se agotó en apenas dos meses (su precio era de $7 mil).
Este éxito llevó a la viña a definir un aumento en la producción de este espumante en 2017, por lo que se decidió incrementar a 50 mil kilos la adquisición de uva Cinsault esta temporada, para elaborar 25 mil botellas de espumante más un ensamblaje.
Cristian Sepúlveda, enólogo de Viña Bouchon, detalló los dos productos que están desarrollando con uva Cinsault. "Uno es el espumante Bouchon Extra Brut, que es una mezcla de País (del Maule) y de Cinsault (del Itata). Y también tenemos un ensamblaje que lleva un porcentaje de Cinsault del Itata, además de Syrah y Carignan de Maule".
Sepúlveda destacó que "la idea era ofrecer algo distinto", lo que los llevó a desarrollar un espumante con una variedad distinta a las que se utilizan comúnmente, pero además, con una identidad que es común entre Maule e Itata".
"El resultado ha sido muy bueno (...) Estas cepas se complementan a la perfección; las uvas País entregan estructura y carácter, con notas a frutas blancas y un exquisito perfil floral. En cambio, el Cinsault es sinónimo de notas de fruta roja, alta intensidad aromática y frescor", comentó Sepúlveda, quien recordó que "el año pasado fue la primera vez que salimos del Maule a buscar uvas, y el que fuera a Itata también tiene sus razones", explicando que existen ciertas similitudes entre los viñedos de Bouchon en el valle del Maule con los del Itata, como sus características de suelo y clima, así como la presencia de antiguas parras de secano (que no reciben riego).
Olmos, quien también puso en contacto a las partes en la temporada anterior, destacó que esta vez se suscribirán contratos con los productores por tres temporadas.
Proyección para cinsault
Hoy, la mayoría de los productores de uva de Coelemu y del Valle del Itata, por su escaso poder de negociación, están forzados a aceptar los precios que pagan los intermediarios, los centros de acopio y las grandes viñas de la zona central, que según los dirigentes de viñateros, son valores que ni siquiera alcanzan para cubrir los costos de producción. De hecho, en diciembre de 2015, la Coalición Nacional de Viñateros entregó los antedecentes a la Fiscalía Nacional Económica para que investigue un eventual abuso de posición dominante en el mercado del vino en Chile.
El caso de Bouchon se suma a otros ejemplos de lo que algunos denominan "comercio justo", como la Viña De Martino, que está pagando $230 por uva País; Miguel Torres; Oveja Negra y Chilcas, entre otras, una tendencia que responde a la revalorización de las cepas patrimoniales de Chile y la apuesta de estas viñas por desarrollar vinos con identidad y con un elemento diferenciador en un mercado altamente competitivo.
En ese contexto, Olmos comentó que la uva Cinsault aporta muchísima fruta a las mezclas de vinos y lo hace tentador, lo que explica el gran el interés de las viñas por adquirir esta uva.
"Con esto le estamos quitando kilos a estas viñas que están pagando casi nada, y esto es un estímulo para los agricultores que ven que la cepa Cinsault está renaciendo y está costando cada vez más cara, que hay una alternativa, solo falta traer más compradores como este, pero la Cinsault da para pagar los 300 pesos fácil".

Olmos subrayó que este hecho, si bien corresponde a un volumen marginal respecto de la producción total de Itata, puede marcar el inicio de una tendencia al alza en los precios de la uva Cinsault, cepa que se encuentra principalmente en el Valle del Itata (de las 512 hectáreas de que hay en Chile, un 95% de la superficie, es decir, 495 hectáreas, se concentra en Itata).

No hay comentarios: