valdebenito

valdebenito

viernes, 24 de febrero de 2017

Plantel porcino de Coihueco insiste en proyecto de ampliación

Publicado: Viernes, 24 Febrero 2017 07:01 Escrito por ladiscusion.cl
La empresa Agrícola Veneto, propietaria del plantel porcino Santa Josefina, ubicado en Coihueco, presentó por cuarta vez al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA)

una declaración de impacto ambiental (DIA) para la ampliación de su capacidad de producción.

La DIA del proyecto "Regularización y ampliación plantel de cerdos Santa Josefina" fue ingresada el pasado 17 de febrero, sin embargo, el SEA resolvió el martes 21 no admitir a tramitación dicha declaración, debido a que "no presenta los antecedentes necesarios y justificación técnica que permitan determinar lo afirmado por el titular en la DIA respecto de la inexistencia de efectos", según consta en la resolución de inadmisibilidad.

Se trata del cuarto tropiezo de la empresa con la institucionalidad ambiental, ya que en abril de 2013 había presentado un proyecto de ampliación de su capacidad de producción que pretendía aumentar de 600 a 2 mil hembras, lo que representaba una inversión de 1 millón 800 mil dólares (1.150 millones de pesos, aproximadamente) y que fue rechazado en el SEA; posteriormente, en julio de 2015 volvió a ingresar un proyecto de ampliación a 2 mil hembras, que no fue admitido a tramitación debido a la falta de antecedentes. Y un mes después, en agosto de 2015, insistió con dicho proyecto, y si bien sí fue admitido a tramitación, en octubre de dicho año el SEA resolvió poner fin anticipado a la tramitación debido a que "carece de información relevante y esencial, lo cual no permite su evaluación ambiental conforme a lo establecido en la legislación ambiental vigente".

El proyecto
El plantel de cerdos Santa Josefina está localizado en un predio de 114,9 hectáreas, de Agrícola Veneto, en la Ruta N-47, en el sector Bustamante, en Coihueco. En la actualidad, el plantel se encuentra en operación, donde actualmente se llevan a cabo los procesos de reproducción, gestación, maternidad, recría y engorda.

Según la DIA presentada el 17 de febrero por la empresa, el proyecto consiste en regularizar la actividad productiva actual del plantel y sus instalaciones y procesos existentes; y en aumentar la producción actual del plantel, de 600 a 1.000 hembras, lo que representará una inversión de 1 millón 100 mil dólares (700 millones de pesos, aproximadamente).
Para ello, se proyecta construir nuevos pabellones y ampliar los existentes, así como también habilitar un nuevo sistema de tratamiento de purines (Fecas, orina y agua), que incluye la implementación de un plan de aplicación de efluentes al suelo.

"Dicha implementación implicó el cierre de la laguna de acumulación de purines histórica, de acuerdo al Programa de cumplimiento del plantel autorizado por la Superintendencia de Medio Ambiente mediante resolución del 5 de agosto de 2016. Así, el purín generado por el plantel está siendo enviado a una laguna anaeróbica ya construida, la cual será modificada y transformada en un biodigestor anaeróbico que tratará el purín generado, para posteriormente utilizarlo en el riego de cultivos agrícolas al interior del predio", se indica en el documento.

Irregularidades
El plantel, cuya resolución de calificación ambiental (RCA) data de 2007 ha sido objeto de denuncias por parte de vecinos del sector Bustamante, debido a irregularidades en el manejo de residuos y malos olores, lo que se ha traducido en fiscalizaciones y multas aplicadas por las autoridades sanitaria y ambiental. A eso se suma la inquietud por la posibilidad de que se estén contaminando los ríos Niblinto y Cato, fuente de riego para los predios agrícolas de la comuna, que están ubicados a corta distancia del plantel.

Entre 2009 y 2010, el SEA llevó adelante un proceso sancionatorio contra la empresa, debido al incumplimiento de lo establecido en la RCA en lo relativo al tratamiento de purines y al control de olores y proliferación de vectores, así como también por el vertido de residuos líquidos no tratados a un estero de desagüe (El Carmen), afluente del río Cato; por no haber cerrado la laguna histórica de purines; y por el manejo insalubre de cerdos muertos dado que no se ha implementado el incinerador para su eliminación.

Debido a lo anterior se resolvió aplicar una multa de 550 UTM y exigir al titular subsanar los incumplimientos a la RCA.
Además, en 2010 y 2011 la empresa fue sancionada por la Superintendencia de Servicios Sanitarios debido al incumplimiento del Decreto 90, que regula las descargas de residuos industriales líquidos, luego que la entidad confirmara que el plantel vertía los purines a un curso de agua superficial sin el debido tratamiento.

Adicionalmente, el plantel ha enfrentado dos sumarios sanitarios que derivaron en la aplicación de dos multas en enero de 2015. De hecho, el plantel fue visitado por el seremi de Salud, Mauricio Careaga, en dicho mes, para verificar el cumplimiento de las observaciones hechas por la autoridad con anterioridad. El incumplimiento de dichas observaciones decía relación con la falta de un programa de cierre controlado del plantel.

No hay comentarios: