valdebenito

valdebenito

martes, 4 de abril de 2017

Confirman baja a cabos que encubrieron fatal accidente

Publicado: Martes, 04 Abril 2017 07:08 Escrito por Felipe Ahumada foto:Matías Ávila
Siete años en la institución llevaban los dos cabos quienes fueron formalizados por encubrir la participación de un empresario

en un accidente que le costó la vida a un joven taxista de 27 años, el fin de semana pasado.

El mismo tribunal que decretó la prisión preventiva en contra del empresario César Jesús Becerra Riquelme, fue el que ordenó las medidas cautelares de arraigo nacional y la firma mensual para los funcionarios y un civil involucrado, y la prohibición de hacer públicos los nombres de los funcionarios, regalía que por cierto, ni siquiera a los carabineros involucrados en el millonario fraude a Carabineros, les dieron.
Pero los cabos Y.E.J.G. y M.A.I.U. fueron dados de baja.
"La política de esta prefectura es no tolerar por ningún motivo las situaciones de esta naturaleza por lo que fueron desvinculados de la institución de forma inmediata", confirmó el prefecto de Ñuble, coronel Erick Flores.
Respecto a ambos, Y.J.G. era funcionario de la Central de Comunicaciones (Cenco), mientras que M.I.U., era parte de la Sección de Intervención Policial de la 2ª Comisaría de Chillán.
El fallido montaje
A las 05.30 de la madrugada del sábado, el empresario César Becerra se retiró en estado de ebriedad de la discoteca Costa Cuervo ubicada en el camino a Pinto, mismo lugar del que segundo antes había salido el taxi conducido por Francisco Romero Pérez, padre de una hija.
Becerra colisionó por alcance al taxi y Romero fue eyectado de la cabina por lo que murió.
Becerra llamó a sus amigos y estos lo sacaron de su Chevrolet Camaro y se lo llevaron, lo que fue observado por un testigo quien dio aviso y datos de la patente del vehículo conducido por el cabo Y.J.G., a Carabineros.
Por eso, cuando Becerra se presentó en la 6ª Comisaría de Chillán Viejo a denunciar su auto como robado, lo detuvieron.
Paralelamente, Carabineros dio con el dueño del vehículo que se lo llevó y el cabo Y.J.G., confesó lo sucedido.
La defensa de Becerra pidió que se lo trasladara a la cárcel de Concepción para evitar represalias en su contra por ser hermano de un gendarme de Chillán, lo que fue denegado por el juez Manuel Vílchez.
Los, ahora, excabos y el otro civil quedaron en libertad.

No hay comentarios: