valdebenito

valdebenito

sábado, 29 de abril de 2017

Mapuches aportaron semillas de porotos para estudio

Publicado: Sábado, 29 Abril 2017 07:00 Escrito por Mario San Martin
Diversas familias mapuche pertenecientes a las comunas de Lautaro, Melipeuco, Pitrufquén, Freire, Puerto Dominguez, Toltén, Curacautín, Los Sauces, Padre Las Casas, Galvarino y Loncoche,

proporcionaron semillas de los porotos que actualmente cultivan en sus huertas familiares, con el fin de que la Escuela de Agronomía de la Universidad Católica de Temuco (UCT), con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), pudiesen hacer un levantamiento de información respecto a los tipos de esta legumbre que se encuentra en la región de La Araucanía.
Este trabajo se enmarca dentro del estudio “Rescate y evaluación de ecotipos de poroto (Phaseolus vulgaris L.), cultivados por comunidades mapuche de La Araucanía, para recuperar la variabilidad genética del huerto familiar campesino”, que fue presentado este viernes 28 de abril en el Salón Auditórium del Campus San Juan Pablo II de la UCT y en la tercera versión de la Fiesta de la Cosecha Campesina Agroecológica organizada por el Consejo Agroecológico Wallmapu. En la investigación lograron encontrar 82 ecotipos de porotos con características únicas, puesto que mantienen un contenido local y han sido adaptados a las condiciones territoriales.
“Logramos encontrar entre el germoplasma localmente adaptado de poroto o ‘ecotipos’ ancestrales o derivados de variedades comerciales antiguas, materiales superiores desde el punto de vista agronómico, con miras a mejorar la sustentabilidad de la producción y el aseguramiento de un alimento de calidad, de un trabajo familiar, de autoconsumo en diversidad de preparaciones en verde, granado y seco”, explica la doctora Gina Leonelli, coordinadora del estudio.
“Esto le que otorga un valor en salud importante”, continúa Rudy Rivas, investigador que participó en esta iniciativa, “recuperar el aporte nutricional implica actuar sobre cuatro aspectos importantes como son el respeto biológico de las plantas, sobre la semillas ancestrales, sobre la fertilidad biológica del suelo y sobre el consumo cercano (cosechar y consumir)”.
Según señala, la pérdida de los cultivos con contenido tradicional puede ser perjudicial, puesto que constituye la base para las futuras mejoras genéticas de los cultivos nacionales. Se pierde germoplasma, que posee valiosas adaptaciones a las condiciones locales y resistencia a condiciones adversas como heladas, sequía, plagas, enfermedades, entre otras características.
“El principal resultado del estudio es el rescate y posterior caracterización preliminar de más de 80 ecotipos locales de poroto que están en manos de pequeños agricultores mapuche, cultivados para alimentación de las familias”, comenta Fernando Contreras, ejecutivo FIA y supervisor del proyecto. El profesional agrega que esto permitirá tener conocimiento de la diversidad que existe actualmente, “ya que de no hacerse ahora, se corre el peligro de que desaparezca un valioso recurso genético que ha sido seleccionado durante muchísimos años por los agricultores”.
Otro punto importante que los participantes del estudio destacan, es que se puede conocer la caracterización de estas variedades locales. De hecho, de esos 82 ecotipos había poroto común (Phaseolus vulgaris), poroto pallar (Phaseolus coccineus) y una accesión del llamado poroto metro o caupi (Vigna unguiculata).
“De acuerdo a los análisis se han encontrado algunos ecotipos que tienen un elevado contenido de proteína de buena calidad nutricional, el cual podría ser de un 30% a 35% en comparación a lo que se señala actualmente respecto a los porotos comunes, que se les atribuye un 18% a 26% de contenido proteico. Además hay diez accesiones que tienen buenas características para poroto verde, con capacidad para guiar sobre un tutor lo que sería adecuado plantar en condiciones de invernadero, sobre todo en zonas donde hay heladas en diciembre. Hay vainas verdes, jaspeadas y moradas. Estas últimas podrían tener un alto nivel de antioxidantes”, explica Juan Tay, consultor e investigador del estudio.
Al finalizar este estudio, se devolverán las semillas que las familias mapuche prestaron para la investigación, y se les entregará un documento con información de sus variedades, con la finalidad de que puedan conocer mejor el valioso material que tienen en su huerto.

No hay comentarios: