valdebenito

valdebenito

lunes, 24 de abril de 2017

Vino del Itata entre los favoritos de Josep Roca

Publicado: Lunes, 24 Abril 2017 07:09 Escrito por Roberto Fernández
El reconocido sommelier español Josep Roca, socio de El Celler de Can Roca (Gerona, España), elegido dos veces

como el “mejor restaurante del mundo” por la revista Restaurant (2013 y 2015), escogió a Viejas Tinajas Muscat 2014, de Viña De Martino, elaborado con uvas del Valle del Itata, como uno de los cinco vinos chilenos para la degustación que realizó el jueves anterior en Santiago, como parte de una gira técnica que realiza por el país.

“Tiene un aroma intenso, una boca impetuosa y un postgusto que sabe a respeto ancestral, a historia en tinajas viejas, a valentía, a legado”, fue la descripción que hizo Josep Roca.

Lo acompañaron en la mesa: Grus 2014, de Viñedos de Alcohuaz (Elqui); Chardonnay Las Pizarras, de Viña Errázuriz (Aconcagua), Huaso de Sauzal Chilena 2014 País, de El Viejo Almacén de Sauzal (Maule); y Pipeño País 2016, de Roberto Henríquez (Bío Bío).
Tradición en tinajas

En la elaboración se usan uvas Moscatel de Alejandría de un viñedo de secano ubicado en Guarilihue (Coelemu) que fue adquirido hace dos años por De Martino, y donde se conservan parras de más de cien años.

Marco Antonio De Martino, gerente de la viña cuya bodega está ubicada en el Valle del Maipo, destacó la excelente acogida que ha tenido Viejas Tinajas, con positivas críticas a nivel internacional. “Es un vino que desde 2012, cuando lo comenzamos a hacer, siempre ha despertado bastante atención; hemos estado súper contentos con el resultado, la verdad es que ha sido una sorpresa para nosotros (...) Es un vino que ha estado guardado en tinajas de greda antiguas, de cien a 150 años”.

El también socio de la viña recordó que “Josep ha estado acá en la bodega dos veces, ha probado los vinos acá, ha visto las tinajas, lo conoce bien, de hecho lo tiene listado en su restaurante en España; conoce bastante bien el proyecto que hemos hecho con tinajas”.

Explicó que “el proyecto partió con la idea de rescatar la tradición que existe en Chile, en particular en Itata, de hacer vinos en tinajas, es una tradición que se había perdido un poco, nuestro interés fue recrear a nuestra manera, respetando la tradición; por ejemplo, el blanco se fermenta como tinto, con su piel, y sigue el estilo de los primeros vinos que se hicieron en Chile”

En ese sentido, subrayó que además del sabor, a Josep Roca también le interesó el hecho que este vino “rescata una tradición, tiene una identidad, es parte de la cultura de la zona”.

Y ese rescate no solo se refiere a las tinajas, sino que también al manejo de los viñedos de manera tradicional, “con caballo y a mano, no se ocupa ningún químico, herbicidas ni fertilizantes, nada artificial (...) El vino tiene una marcada diferencia con los otros blancos, porque se envejece con las pieles, eso hace que tenga más estructura, no más alcohol, con más taninos, no se le agrega nada externo a las uvas, son vinos naturales, un poquito más turbios”, precisó.

Proyección de Itata
Por su parte, el enólogo local Guillermo Pascual valoró que Roca haya escogido un vino del Itata “y en especial de Moscatel, que es una de las cepas emblemática del Valle, lo que muestra el potencial de Itata y la calidad que se puede lograr con esta cepa noble y multifuncional, ya que hay espumantes y vinos especiales de gran calidad que también que se elaboran con Moscatel”.

Consultado por el interés que han despertado los vinos de Itata entre sommeliers internacional, Pascual sostuvo que Itata “se está dando a conocer a nivel internacional, creo que es más que moda de enólogos y sommeliers, finalmente son las tendencias de los mercados lo que obliga a los enólogos a elaborar estos tipos de vino, frescos, distintos, con alcoholes moderados, que son los vinos que se logran de buena manera en el valle por un tema de clima, suelo y variedad”.

No hay comentarios: