valdebenito

valdebenito

viernes, 12 de mayo de 2017

Lo del PS muestra el estado de la política

Publicado: Viernes, 12 Mayo 2017 07:07 Escrito por Carolina Gómez
Este jueves llegó Chillán la precandidata presidencial por el Frente Amplio Beatriz Sánchez, quien durante su visita recorrió las calles de la capital provincial convocando

a un conversatorio que se desarrolló en el salón Prat de la Gobernación Provincial.

La representante de Revolución Democrática, que en el último sondeo de Adimark obtuvo un 11% de las preferencias, ubicándose tercera en la carrera presidencial, presentó a la comunidad la “Hoja de Ruta” de su campaña.
“Lo primero que queremos es una democracia real porque pese a que nos declaramos un país democrático parece que fuera una palabra vacía, porque la practicamos solo cuando vamos a votar y en la última elección votó el 32 %. Queremos que lo que se construya sea con y para los chilenos. Necesitamos una democracia participativa, porque la idea es llegar al poder para devolver ese poder a los ciudadanos ”, manifestó la periodista.
En relación al tema económico, Sánchez señaló que su propuesta es buscar un nuevo modelo de desarrollo ya que el actual, de exportar recursos naturales, ya se agotó.
“Es muy difícil que volvamos a ese crecimiento exponencial de los 90'. Se puede crecer de otra forma, no solo buscando utilidades. Es necesario un modelo distinto, con más innovación y nuevas tecnologías desde los territorios y no solo digitado de Santiago. Eso se puede lograr, si el Estado apoya inversiones e investigaciones en universidades públicas. Queremos que el Estado no siga siendo subsidiario de manos cruzadas y que sea un Estado emprendedor”.
La precandidata, hija de madre chillaneja, además manifestó que es necesario un cambio en los servicios que están recibiendo los chilenos y que en su propuesta se incluye una nueva matriz tributaria para financiar estos cambios
“Queremos una salud, una educación y pensiones dignas. No queremos que estos aspectos estén sometidos a la mercantilización, porque básicamente hoy pagamos por todo y eso genera una gran segregación”.
Sus propuestas hablan de la importancia de la participación ciudadana, ¿Cómo se logra esto?
Es un desafío, sobre todo en nuestra sociedad donde la participación ha sido desactivada totalmente (…) Creemos en una Asamblea Constituyente para que cambie la constitución definitivamente y que facilite la participación de los chilenos mediante plebiscito, entre o una iniciativa popular de Ley, de manera que los ciudadanos sintamos ese poder sobre el destino del país.
Muchos consideran como un fenómeno todo lo que ha pasado con Frente Amplio, ¿Lo considera así?
No me gusta hablar de la palabra fenómeno, porque pareciera que aparecimos de forma inesperada. Creo que se estaba creando la necesidad de un Frente Amplio, porque era algo que el país necesitaba. Hace tiempo se estaba buscando una alternativa que se convirtiera en una fuerza grande, positiva y que puedan disputar los puestos de poder.
¿Cuál es su postura frente a lo que ocurre con Sebastián Piñera y su fideicomiso ciego?
Con Sebastián Piñera pasa algo que creo que va a ser algo que lo va a perseguir durante todo su campaña y tiene que ver con su relación con el dinero y el poder. Él se la pasa dando explicaciones porque nunca queda claro finalmente cuánta plata tiene. Es evidente que hay un conflicto y eso va a ser permanente.
Se dio a conocer un reportaje sobre los negocios que tiene el Partido Socialista, ¿Qué le parece esta situación?
La política es debate de ideas, de sueños para el país y lo que yo veo que pasó en la cúpula del Partido Socialista, es que para ellos la política tiene que ver también con cuál es la ganancia que pueden obtener de sus propias inversiones y de dónde sacan más plata, sin importarles si trabajan con empresas que están hoy en la justicia y que han sido responsabilizadas de maltratar a los chilenos. Para mí eso no es la política, y muestra el estado de la política actual.
Finalmente, ¿Cuál es su postura frente al proyecto de convertir a Ñuble en Región?
Conozco mucho Chillán y Concepción y no sé si puedan existir zonas más distintas que pertenezcan a una misma región. Si hablamos de identidad y de las formas de hacer las cosas en ambas ciudades son muy distintas, porque tienen hasta estímulos económicos distintos. Eso muestra el por qué se intenta esta separación. Uno entiende lo mal que puede quedar Ñuble cuando todo se concentra en Concepción y Talcahuano. Es una lucha muy atendible que hay que escuchar, porque creo justamente en que desde los territorios hay que escuchar lo que pasa y en base a eso tomar las decisiones, no solo en Santiago y no solo mirando una fórmula económica. Estas son decisiones políticas, entonces me parece que si ya en Ñuble la conversación apunta a que sea región es atendible y la excusa no es económica, aquí se trata de decisiones que impactan en lo social, no solo en lo económico.

No hay comentarios: