valdebenito

valdebenito

jueves, 25 de mayo de 2017

Luis Jara, su operación y la amenaza del cáncer

Publicado: Jueves, 25 Mayo 2017 07:07 Escrito por Mario San Martin
La noticia se viralizó rápidamente: Luis Jara operará su garganta para extraer una "especie de tumor"

de su cuerda vocal derecha con inminente riesgo de cáncer. La revista Caras adelantó hoy una entrevista al animador de Mega. Aquí, sus reflexiones:

"Los doctores me dijeron que el reflujo que tengo pudo dañar mis cuerdas. Me golpeó fuerte… Me quedé mucho rato en el auto, en blanco, sin saber qué decir. Pensé: ‘Aquí se acaba todo'".

"Los médicos aún no entienden cómo seguí funcionando igual y es porque mi técnica vocal es muy buena. Soy aplicado, ahora me levanto muy temprano a hacer mis ejercicios vocales, por lo que las 5 horas de matinal las hago perfecto y he logrado algunos días cantar muy bien… aunque a esta hora de la tarde ya casi no tengo voz. Nunca me di cuenta de que era lo más importante, tampoco de lo vulnerable que podía ser. Me podía enfermar de cualquier cosa, pero sentir hoy que mi voz puede flaquear, ¡es dramático!".
"Sus palabras (las de uno de sus hijos) me hicieron poner las cosas en su lugar, mi familia, lo vital que es para mí cantar; me hizo entender la verdadera dimensión de lo que me estaba pasando. Hasta entonces, estaba muy preocupado de cumplir con todos, pero no había logrado comprometerme conmigo, ponerme yo en primera persona. Todo esto ha sido una tremenda lección de humildad".
"Cuántas veces en un acto de soberbia dije: ‘si algún día dejo de trabajar en la tele, me paro en cualquier esquina a cantar y empiezo de nuevo' o ‘en Chile ya lo hice todo cantando, ¡no canto más!'. Entendí que eso es hasta que Dios quiera, que no lo decido ni depende de mí, que hay una energía superior".
"Tengo ganas de estar mudo, de saber quién soy sin hablar. Nunca he estado en silencio. Comunicarme con los ojos, las caricias, conmigo, será un ejercicio fuerte, de sabiduría, pero estoy dispuesto. He mirado mi cuerda vocal, la conozco y la última vez que la vi ya no le tuve miedo, sino ganas de enfrentarla".
"Soy un guerrero, un constructor de mi vida, y si bien las primeras semanas fueron dramáticas, del miedo pasé a ocuparme de mi enfermedad y nunca más me eché a morir. El cáncer está dentro de las opciones, pero no entraré al quirófano pensando en lo peor".

No hay comentarios: