valdebenito

valdebenito

jueves, 25 de mayo de 2017

Vinos del Itata ya tienen su vitrina en Chillán

Publicado: Jueves, 25 Mayo 2017 07:08 Escrito por Roberto Fernández
Son vinos que no se venden en el retail, que tienen partidas limitadas.

Cada jueves se realiza un panel de catas con cada productor en el local.

Hasta que finalmente Chillán tiene su primera tienda de vinos, y como era de esperarse, el Valle del Itata es el protagonista indiscutido en “De blancos a tintos”, que abrió sus puertas el 4 de mayo en el centro comercial Espacio Quilamapu, ubicado en Paul Harris, a pocos metros de Vicente Méndez.
“Tenía la idea hace tiempo, en mi familia el vino siempre ha estado presente y sentía que estaba en deuda con Chillán, que es mi ciudad. Yo quiero Chillán, yo me fui a los 18 años y sentía que estaba en deuda”, explicó la periodista y sommelier Fernanda Chartier Muñoz (35), quien se asoció con su padre, el ingeniero agrónomo Fernando Chartier en este emprendimiento donde dijo, ha derribado el mito de que el chillanejo no compra vinos del Itata.
“Era el colmo que no hubiera una tienda de vinos en Chillán, considerando toda la tradición vitivinícola de esta zona”, expresó Chartier, quien alabó la multiplicación de este tipo de locales en ciudades como Concepción y Santiago, lo que atribuyó al mayor interés de los chilenos por probar propuestas distintas y salir de los gustos tradicionales, un rasgo muy clásico del paladar chillanejo, pero que aseguró, “es algo que está cambiando, yo lo veo en un público entre 28 y 50 años, un consumidor más abierto a probar cosas nuevas”.
“El crecimiento de Chillán ha sido exponencial, y eso se refleja en lo urbano, en el poder adquisitivo, lo ves en el aumento de los restaurantes, la gente sale a comer, hay un mercado para los vinos y qué mejor que conocer lo que tenemos, difundirlo y valorarlo, porque hay toda una cultura detrás de estos vinos que es única, cada productor y cada vino es una historia”, argumentó la profesional.
La tienda
Esta tienda se suma a la que se abrió hace un año en Ñipas (Alma del Itata), que fue gestionada por la empresa Arauco; y a la que se inauguró en septiembre en Portezuelo (Viñas patrimoniales de Portezuelo), financiada por Sercotec y el municipio; asimismo, se adelantó a la que proyecta abrir el Indap en el Mall Arauco Chillán, que tendrá un perfil distinto, como canal de comercialización de los vinos campesinos, y cuya apertura debió concretarse en el verano.
Su oferta la componen poco más de cien etiquetas, y cerca de 60 corresponden al Valle del Itata, “y falta que lleguen más, varios espumantes, por ejemplo”, anticipó, con un rango de precios que va desde los $4.500 a los $24.300. Entre las viñas locales presentes en sus estantes destacan Riveras del Chillán, Puerta del Itata, Bandido Neira, Jardua, Piedras del Encanto, Chillán, Mirador del Valle, Trifulca, Pipeños Chile (Gustavo Martínez), Inédita, Cortez, Santa Berta, Vinos de Patio, Lomas de Llahuén y Carrasco Cifuentes (Don Goyo), entre otras.
Chartier mencionó que el diseño de la tienda estuvo a cargo de la firma chillaneja Hola Diseño, y que en la selección de los vinos y la vinculación con los productores ha recibido el apoyo de la Viña Riveras del Chillán y de los enólogos Edgardo Candia y Demy Olmos.
“Hicimos un trabajo de selección, estos vinos están testeados por mi papá y por mí. Yo quería vinos que representaran lo que da el terroir, vinos que tuvieran un tratamiento enológico, vinos de gran calidad”, explicó, y expresó su deseo de contribuir a que el segmento de hoteles y restaurantes también incluya a los vinos de la zona en sus cartas.
Cultura del vino
Pero la apuesta de esta emprendedora no se queda ahí y su objetivo es generar las sinergias con los distintos actores para levantar el Valle, “aportando con conocimiento y un poco de cultura. “La idea es que todos nos podamos ayudar, destacar el tema turístico, generar vínculos con productores y organizaciones, y realizar actividades, como los paneles de catas que estamos haciendo los jueves”, donde explicó que participa el productor, el enólogo y ella como sommelier, en grupos que por el momento están limitados por el tamaño del local. La semana pasada participaron las viñas Mirador del Valle y Jardua, y hoy está prevista la participación de Pipeños de Chile.
En el futuro, aventuró, proyecta realizar cenas de maridaje.

No hay comentarios: