valdebenito

valdebenito

jueves, 22 de junio de 2017

¿Cuál es la situación actual de las manzanas y cerezas?

Publicado: Jueves, 22 Junio 2017 07:00 Escrito por Mario San Martin
Todos en la industria de las manzanas saben que las cosas no han estado fáciles en las últimas temporadas

y la principal problemática en Chile parece ser la lenta reconversión de los huertos a unos de mejor manejo y mayor rentabilidad con nuevas variedades. Por otro lado, las cerezas, están viviendo su mayor auge, pero hay que mirar hacia el futuro para mantener ese escenario.

En Portalfruticola.com hablamos con Vicente Vargas, presidente de Pomanova, quién dio su visión sobre lo que se debe hacer en la industria para recuperar la competitividad en las manzanas y mantener el estatus como uno de los países líderes en la exportación de cerezas del Hemisferio Sur. Estas temáticas serán analizadas con profundidad en el seminario de Pomanova que se realizará la próxima semana (28 y 29 de junio) en Curicó.

Vargas dijo que “todos sabemos que la situación de la manzana está pasando por momentos difíciles, de baja rentabilidad y creemos que lo que los productores quieren y necesitan saber hoy es cómo mejorar sus producciones”.

Ante este problema, Vargas comenta que uno de los principales factores que están amenazando a la industria de las manzanas en Chile es que gran parte de los huertos datan desde los años 90.

“Esos huertos y las variedades que fueron plantadas en ese tiempo, ya no están satisfaciendo lo que están demandando los mercados hoy en día. No son huertos de fácil cosecha por su altura, no están generando buenos rendimientos, en resumen están obsoletos”.

Vargas señala que aproximadamente el 65% de los huertos de manzanos en Chile se encuentran en esa situación, y agrega que lo que está demandando el mercado son huertos de alta densidad con árboles más pequeños que faciliten las labores de cosecha.

La evolución de Chile en el recambio varietal
Vargas comenta que con la producción de los principales destinos de las manzanas chilenas creciendo rápidamente, Chile se está quedando atrás, y el recambio varietal es fundamental para seguir compitiendo y abasteciendo a estos mercados que cada vez son más exigentes en el color, sabor y las tendencias de las manzanas.

“EE.UU. y Europa eran nuestros principales mercados, pero la producción local está creciendo muy rápido. Además, vemos que en Italia y EE.UU. los programas de desarrollo de nuevas variedades son muy activos y están constantemente cambiando las reglas del juego”.
Además agregó que desde el Hemisferio Sur, países como Australia y Nueva Zelanda también han revolucionado a la industria con variedades que se han vuelto muy populares y demandadas como Jazz, Rockit, Envy, Pink Lady, entre otras, las que están ejerciendo presión tanto en volumen como en posicionamiento.

“En Chile solo hemos desarrollado nuevas variedades obtenidas de mutaciones como de Galas y Cripps Pinks, pero aún no hemos creado ninguna variedad local que se adapte a nuestras condiciones, hay algunos ensayos, pero nada concreto aún”.

“Si bien estamos trayendo esas variedades que se desarrollan en otros países, éstas siempre tienen un costo adicional para el productor, ya que debe pagar por las licencias, y eso es una inversión que no todos están dispuestos a hacer, menos en las condiciones en las que estamos”.

El desafío en las cerezas
“Sabemos que los productores de cereza hasta ahora han tenido un negocio muy rentable, les ha ido bien, pero ¿hasta cuándo va a durar este escenario?” Esa es una de las incertidumbres que tienen los productores actualmente y también será un tema de discusión durante el seminario, dice Vargas.

“La diferencia de las cerezas con las manzanas es que es un producto muy perecible que no se puede guardar, por lo tanto es una fruta que se consume muy rápido. Si bien el mundo puede absorber mucha más cereza de lo que ha hecho hasta ahora, no sabemos cuál será el tope, pueden aparecer nuevos orígenes que pueden ejercer nuevas presiones”.
Vargas dice que los nuevos orígenes que podrían generar la competencia a Chile serían principalmente Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Argentina.
“Creo que este escenario de competencia podría darse en el futuro, pero no en el corto plazo, de todas maneras hay que estar preparados y mantener el posicionamiento que hemos logrado en calidad de la fruta”.
El presidente de Pomanova aclara que una de las ventajas de Chile es el buen control fitosanitario que se realiza en los huertos, permitiendo llegar a los mercados sin problemas.
“Yo creo que tenemos que lograr tener un huerto muy fácil de cosechar, tenemos que maximizar las horas de jornadas hombre por cosecha”.
“Además tenemos que seguir trabajando en la post cosecha, que nos permita tener frutas firmes y de buen sabor. Tenemos que prestar atención a que el cambio climático existe e ir protegiéndonos ante estos fenómenos como las intensas lluvias con cobertores plásticos, etc“.
Todas estas temáticas y más se analizaran con expertos nacionales e internacionales en el seminario de Pomanova la próxima semana.

No hay comentarios: