valdebenito

valdebenito

miércoles, 21 de junio de 2017

Hincha rojo Matías Salazar: “Los descensos me los lloré todos”

Publicado: Miércoles, 21 Junio 2017 07:03 Escrito por losdiablosrojos.cl
En la sección “Ñublense y yo”, entrevistamos a Matías, quien nos contó cómo es ir al estadio con toda su familia,

las rutinas pre y post partido, quién es su gran ídolo Rojo, sus mejores recuerdos como hincha y el significativo regalo que hizo a su papá el pasado Día del Padre.

Matías Salazar Vargas (24) es uno de nuestros queridos hinchas que nos acompaña en las gradas desde que tenía solo 7 años, cuando llegó a vivir a Chillán para convertirse en un Diablo Rojo de corazón.

Sabemos que eres un gran hincha de Ñublense, ¿Cómo comenzó esa afición?
Desde que llegué a vivir a Chillán que mi papá me empezó a llevar al estadio, era chiquitito. Parece que fue un partido contra Deportes Colchagua, yo al menos no lo recuerdo pero es lo que revela una foto de ese tiempo. Él también desde chico que iba con su papá, toda la vida apoyando a Ñublense.

¿Y desde que tu papá te llevó por primera vez al estadio que siempre van juntos?
Sí, a todos los partidos vamos juntos. A veces vamos con mi hermano Elías (de 18 años) y mi mamá, Flor, aunque a veces ella se queda trabajando en la casa, así que los incondicionales, los que vamos siempre, somos nosotros dos, mi papá y yo.

¿Te gusta ir en familia?
Sí, somos bien apegados y encuentro fenomenal que se fomente que uno vaya en familia al estadio, desde que se empezó a impulsar el control de acceso, siendo un poco más restringido, que ahora es mucho más seguro que antes. Aunque, eso sí, hay algunas medidas que no apoyaba, como quitar el bombo, pero lo bueno es que ya lo recuperaron.

¿Tienen alguna rutina para ir al estadio?
Dependiendo de la hora a la que es el partido, nos juntamos a almorzar o tomamos once temprano, pero siempre nos juntamos antes e invitamos a alguien más para que comparta con nosotros. Luego, nos arreglamos, nos ponemos nuestras camisetas y partimos todos juntos al estadio (NOA).

¿Todos tienen su propia camiseta?
Sí, aquí todos tenemos al menos una polera de Ñublense. Yo voy cambiándola todos los años, creo que sólo el 2013 no pude comprarla porque como tengo una talla grande, XL, no había stock. También compro polerones, short, casacas, voy enchapado entero de Ñublense al estadio (ríe).

Y después que termina el partido, ¿qué suelen hacer?
Siempre voy a sacarme fotos con los jugadores o a pedirles un autógrafo ¡Así que tengo fotos con prácticamente todos!

Y cuando no puedes ir al estadio, ¿cómo lo haces?
Durante el verano tuve la oportunidad de viajar y no pude ir a ver los partidos, pero no me los perdí, los estuve escuchando por radio. Por el cambio de hora, allá era la una de la mañana e igual los escuchaba, hasta mandaba saludos por Twitter. No me pierdo ninguno (partido), antes cuando aún no trabajaba, viajaba a todos lados a ver a Ñublense, los seguía a donde jugaban.

Recién fue el Día del Papá, ¿alguna vez has aprovechado la pasión de ambos por el Club para hacerle un regalo a tu viejo?
¡Sí!, para el cumpleaños siempre le regalo la camiseta y ahora para el Día del Padre lo invité a almorzar, hicimos un asadito entre la familia y le compré el abono para que vayamos juntos al estadio, aunque a él le gusta el lado Norte y a mí Pacífico (ríe), pero para no separarnos vamos juntos a Norte. Le doy en el gusto.

¿Fue una pasión heredada de padre a hijo?
Sí, aunque siempre me gustó el fútbol. Me gustaba jugar en todos lados, así que cuando pude conocer la emoción de ir al estadio, me encantó. Pude conocer el lugar, a la gente, es una emoción espectacular y ahí dije “esto es lo mío”, así que desde que tuve la edad para ir solo, nunca más dejé de ir.

¿Alguna vez has participado en alguna actividad de los Diablos Rojos?
Sí, siempre trato de participar en los concursos por la página web o en redes sociales. Ya me he ganado la camiseta y son siempre súper amables. También una vez para la noche roja me invitaron a la cena del club, pero por trabajo me tocó ir a capacitaciones en Santiago y no pude ir, aunque si lo vuelven a hacer, cuenten conmigo porque seré el primero en la fila para entrar.

¿Cuál es el mejor recuerdo que tienes como hincha?
El partido que más recuerdo, por la emoción y por lo vivido, fue durante la Sudamericana en Concepción contra Sport Ancash, el equipo peruano al que ganamos 1-0 casi al último minuto, así que es uno de los recuerdos más importantes que he tenido. Además, me acuerdo que ese día llovía a cántaros y yo andaba en polera, así que quedé todo mojado y después andaba resfriado, pero fue un gran recuerdo.

¿Y el recuerdo más triste?
Cuando perdemos no lo tomo muy en cuenta, la rabia es del momento. Pero los descensos me los lloré todos, son complicados, los sufrimos con la familia, pero gane o pierda Ñublense, siempre estoy con ellos.

¿Quién es tu jugador favorito?
¡Uf! hay varios. Como arquero me encantaba Alexis Viera, la pasión que le ponía, la garra, me encantaba. Él estuvo para el 2012 con el ascenso con Lo Barnechea. También me encanta por su historia, por cómo jugaba y también cómo juega actualmente, “Lucho” Flores Abarca. La garra que le pone y cómo se siente identificado con el club, ya que siempre cuando viaja está representando al equipo. Emociona ver a un jugador que ni siquiera es nacido en Chillán, que ande con la camiseta de Ñublense por todos lados, es gratificante. Para mi es un ídolo máximo.

¿Tu jugada favorita?
Me acuerdo de la semifinal contra Colo Colo en Concepción, no por la jugada sino por cómo “Lucho” Flores marcó el penal con que estábamos casi clasificando para salir campeones. El resultado, lamentablemente, fue otro, perdimos 2-1, pero la pasión que “Lucho” Flores le puso fue espectacular, siempre la recuerdo.

Finalmente, ¿cómo ves a Ñublense para el Torneo de Transición que pronto comenzará?
No les voy a mentir, las contrataciones que han traído son bastante interesantes. Los he buscado y visto jugar por videos y se ven bastante bien. Además, ahora volvió el “Tatán” Sebastián Varas, que también es un aporte gigantesco a la delantera de Ñublense. Es emocionante, uno se da cuenta que están haciendo las cosas para que podamos ojalá ascender lo más pronto posible a Primera A. Si el técnico logra mover bien las piezas, yo creo que este año perfectamente podremos dar la cara y ascender.


No hay comentarios: