valdebenito

valdebenito

miércoles, 21 de junio de 2017

Jóvenes innovadores se lucieron en Creo en Chile

Publicado: Miércoles, 21 Junio 2017 07:01 Escrito por Mario San Martin
Santiago.- No hay duda de que la innovación juega un rol importante en las economías de los países que

transitan la ruta del desarrollo y es por esto que la incorporación de esta se ha vuelto indispensable para enfrentar procesos y desafíos que ayuden a impulsar, apoyar y fortalecer el sector agrario, agroalimentario y forestal.

En este contexto, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) ha trabajado en fomentar una cultura de innovación a toda escala, donde los jóvenes están jugando un rol importante desde diferentes disciplinas aportando a enfrentar y resolver los desafíos del sector agrario, agroalimentario y forestal nacional.

Es por esta razón que FIA, junto ael Centro de Investigación e Innovación (CII) de Viña Concha y Toro y UC Davis Chile, realizaron el Panel Innovación Agroalimentaria joven en el marco de la feria Creo en Chile, el objetivo fue impulsar un diálogo entre emprendedores, centros de investigación y empresas sobre los desafíos de la innovación vinculado al mundo agroalimentario, con distintas estrategias y realidades

Para la directora ejecutiva de FIA, María José Etchegaray los jóvenes juegan un rol importante para lograr incentivar una cultura de innovación a toda escala, “hoy el desafío no está dado exclusivamente por el Cambio Climático, sino que durante los últimos años han surgido tendencias en el agro que hemos debido asumir, como son el envejecimiento de la población, el cambio demográfico y la concientización de las nuevas generaciones en la importancia de una alimentación saludable y del impacto que generamos en el medio ambiente”.

En tanto, Pablo Zamora, director asociado de la U. de California, Davis en Chile (UC Davis Chile), detalló el modelo distintivo de investigación de este centro de innovación: “Nuestro trabajo es esencialmente colaborativo, con equipos de investigadores en California y en instituciones nacionales, como las universidades de Talca, de Tarapacá y Andrés Bello. Además, para que la ciencia tenga impacto directo en la industria nuestro enfoque es motivado por requerimientos del sector privado (industry-driven). Finalmente, involucramos directamente a los usuarios finales en los desarrollos científicos. En el caso de esta primera etapa, Concha y Toro y VSPT Wine Group”.

Pese a sus claras ventajas, no muchas son las empresas realmente preparadas o dispuestas a implementar políticas que fomenten y gestionen la innovación, herramienta clave para impulsar no solo el crecimiento y consolidación de empresas en el mercado, sino también su proyección y sustentabilidad en el tiempo.

No obstante, la Viña Concha y Toro desarrolló su centro de investigación para aportar y hacer más competitiva la industria vitivinícola chilena a través de la tecnología, la investigación aplicada y la transferencia de conocimiento.

“Enfrentamos un escenario de creciente competencia global y por eso la relevancia de la investigación e innovación y nuevas tecnologías que nos permitan mejorar la productividad de la industria. Este es el gran desafío que tiene el Centro, identificar investigación clave para sostener y hacer crecer nuestra competitividad. Por la dimensión y relevancia que ha adquirido la Viña, necesitábamos fomentar y acelerar la innovación para mantenernos vigentes las siguientes décadas” comentó Gerard Casaubon, director del CII.
Innovación de la mano de la perseverancia

En este ecosistema de la innovación los jóvenes pueden aportar otras miradas al sector agrario y así han surgido iniciativas cuyos resultados son ampliamente replicables no sólo en Chile, sino en el resto del mundo.
Está el caso de Ketrawa, proyecto que busca mejorar la calidad de los alimentos y hongos comestibles que se consumen en Chile. Es un novedoso kit de setas auto-cultivables en cualquier punto de la casa.

Para Javier Olave, ingeniero comercial y CEO de la empresa la clave del éxito de este emprendimiento ha sido la persistencia “seguir insistiendo a pesar de caerse varias veces, además proteger al equipo de trabajo y hacerlos partes de todo y ser líderes en lo que hacemos”.

Por otra parte, se encuentra Protome, empresa dedicada a la investigación en torno al desarrollo de la biotecnología y que diseñó el Sistema FoodSafeM para detección rápida de múltiples patógenos, pensando en el tema de la inocuidad alimentaria como una preocupación constante dentro de los productores nacionales y en el mundo entero.

FoodSafe es un dispositivo fácil de usar para controlar la calidad de la producción en granjas in situ, esto permite la detección temprana de patógenos en un único análisis. La información se transmite de forma inalámbrica hacia un servidor computacional, donde los datos son procesados y enviados al dispositivo móvil y/o computador del usuario.

Sebastián Geerling, ingeniero eléctrico y CTO de Protome indica que como empresa “apuntamos a la inocuidad alimentaria y en este camino ha sido importante el apoyo de las instituciones para insertarnos y poder gestionar los posibles mercados de nuestra industria. Pero no menor ha sido también la tolerancia a equivocarse y saber que en los emprendimientos no existe ciencia exacta”.

Otro de los expositores fue Pablo Albarrán, fundador de Ecoterra, empresa que desarrolló su proyecto de producción de “huevos free range”, siendo reconocidos a nivel internacional porque promueven el bienestar de las gallinas, el respeto al medio ambiente y priorizan el sistema de comercio justo.

“El modelo de negocio fue exitoso gracias al apoyo de FIA en el prototipo. Hay un trabajo permanente de colaboración y el éxito de esto radica en el acompañamiento de nuestros productores, hay una colaboración en armar un buen equipo y trabajar de la mano para lograr los objetivos. La innovación viene de la mano de mucha perseverancia, pero es un camino muy bonito”, finaliza Albarrán.

Print Facebook Twitter Google+ Blogger Post Compartir

No hay comentarios: