valdebenito

valdebenito

martes, 27 de junio de 2017

Minsal detecta alza de cesáreas en red pública

Publicado: Martes, 27 Junio 2017 07:05 Escrito por L. Leiva y G. Sandoval
Ministerio lista norma para regularlas. En 2016, el 43% de los nacimientos fue por esta vía, muy por sobre el 31% que se registró en 2001.

El Ministerio de Salud (Minsal) está desarrollando una norma para regular y protocolizar, con nuevos estándares, la forma en que se desarrollan los partos normales y las cesáreas en el sistema público de salud.

“Hemos estado en reuniones de trabajo, específicamente, para generar un criterio y una forma actual de cómo manejarlos”, explicó la ministra de Salud, Carmen Castillo.

La creación de esta normativa responde al acortamiento de la brecha entre los partos normales y cesáreas en la red pública registrado en los últimos años, cuya situación el Minsal busca esclarecer.

Eso, pues si bien durante décadas se mantuvo un fuerte predominio de los primeros, las cifras de Salud revelan que la tendencia ha ido cambiando: de un total de 140.432 alumbramientos atendidos el año pasado en hospitales públicos, el 57% correspondió a partos normales y el 43% fueron cesáreas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de partos por esta vía no debería superar entre el 10% y 15% del total.

Hace 15 años el panorama era distinto, con porcentajes bastante más alejados y muy favorables para el procedimiento natural: de los 191.024 casos atendidos en 2001, el 69% fueron partos normales y el 31% cesáreas. Las cifras de 2016, además, revelan que del total de cesáreas realizadas, el 45% fueron “electivas”, es decir, intervenciones que se programan tras detectar, principalmente, alguna patología materna o fetal que contraindica o desaconseja un parto normal.

En tanto, en el sistema privado ha existido históricamente un fuerte predominio de las cesáreas. De hecho, las últimas cifras disponibles, de 2014, indican que del total de 70.874 partos atendidos en clínicas, el 72% fue por esta vía.

Para el Minsal, en el acortamiento de la brecha influye “el cambio epidemiológico y la edad de las mujeres al momento de decidir un embarazo, lo que ha variado en los últimos 15 años, además de la carga de enfermedad asociada por patologías crónicas que esto conlleva”.

Efectivamente, la edad en que las mujeres se convierten en madres por primera vez ha aumentado. Datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) muestran que entre 2003 y 2013 los niños nacidos de madres de 40 años o más, aumentaron en un 10%.

El decano de Medicina de la U. San Sebastián, Luis Castillo, dice que esa situación genera, en algunos casos, complejidad de los embarazos, lo que puede influir en el aumento de las cesáreas. “Más mujeres primerizas que son madres a avanzada edad, las enfermedades ligadas al embarazo y una mayor comorbilidad influye en el aumento de cesáreas en la red pública”, dijo Castillo. Esto, aclara, a diferencia de lo que ocurre en el sector privado, donde el predominio de las cesáreas estaría relacionado a “un tema cultural y social”.

Para Jaime Mañalich, director de Salud Pública de la U. de Los Andes, las cesáreas han aumentado no solo en el sistema público, sino además en las pacientes de Fonasa que se atienden en forma privada, ya sea clínicas o en pensionados de los hospitales, donde se paga por la atención médica.

Plantea que de 195 mil partos de 2014, un total de 51 mil correspondieron a usuarias de Fonasa que se atendieron en Modalidad Libre Elección (MLE) -en forma privada-, de las cuales 38 mil tuvieron cesáreas, es decir, un 74%.

En cambio, afirma Mañalich, de los 30 mil partos que se realizaron pacientes de Isapre, solo 17 mil fueron cesárea, es decir el 56%, lo que reflejaría que “donde más ha crecido la probabilidad de que un parto termine en cesárea es en el paciente Fonasa, con MLE”.

Anita Román, presidenta del Colegio de Matronas, comparte esta tesis: “El paquete (PAD) que hizo Fonasa para financiar el parto (en forma privada en pensionados o clínicas) está aumentando el número de cesáreas en todos los hospitales. Un ejemplo es el Hospital de Curicó, que tiene un 70% de cesárea y todas son atribuibles a la libre elección”.

Medidas
La norma que prepara el Minsal busca fijar nuevos lineamientos que permitan contener las cesáreas. Para ello, se nombrará en cada hospital a una persona a cargo del monitoreo, para replicar los resultados obtenidos en centros como el de La Florida, San Juan de Dios o Padre Hurtado, cuyas maternidades mantienen tasas de cesárea bajo el 30%.

Así, se trabajará en la promoción del parto normal, buscando masificar el modelo de atención integral, asegurando una atención personalizada y privada, que favorezca la intimidad, siguiendo el modelo que ya se aplica en los recintos con los menores índices de cesáreas.

“La idea es abordar estrategias educativas que instalen de vuelta el paradigma de normalidad en el proceso de trabajo de parto, previniendo el riesgo, respetando derechos y combatiendo la idea de que la salud es un bien de consumo”, sostuvo Román.

El Minsal determinó que todos los hospitales del Plan de Inversiones que contemplen áreas de maternidad incluirán salas de parto integral, para favorecer y masificar estos procedimientos.

“Los porcentajes de cesáreas versus parto vaginal son niveles que no debiéramos tener, de acuerdo a todas las recomendaciones sanitarias. Sin embargo, más que el análisis de la cifras, lo que importa son las estrategias para revertir esa tendencia”, dijo la subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón.

No hay comentarios: