valdebenito

valdebenito

sábado, 1 de julio de 2017

Parlamento alemán asume deuda con víctimas de Colonia Dignidad

Publicado: Sábado, 01 Julio 2017 07:08 Escrito por Luis Hidalgo | AFP
Este jueves el Bundestag, Cámara Baja del Parlamento alemán, aprobó por unanimidad y sin abstenciones la moción

“Esclarecimiento de los crímenes y reconstrucción de la memoria de Colonia Dignidad”, que insta al Gobierno Federal a esclarecer los crímenes cometidos en la entonces Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad, y apoyar a las víctimas del enclave fundado por Paul Schäfer en 1961 en Catillo, a orillas del río Perquilauquén, en la región del Maule.

En ella se cometieron graves violaciones a los derechos humanos, como abuso de menores, trabajo esclavo y medicación forzada, y se colaboró con los crímenes de la dictadura de Augusto Pinochet, según destaca Deutsche Welle.

La iniciativa suscrita por las bancadas de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), el Partido Socialdemócrata (SPD) y la Alianza 90/ Los Verdes, solicita al Gobierno Federal pasar de las palabras a los hechos, tras reconocer la responsabilidad moral en el caso. Asimismo pide trabajar en estrecha colaboración con el Estado chileno para el esclarecimiento exhaustivo de los hechos acontecidos en la exColonia Dignidad y de los crímenes cometidos por su cúpula, además de tomar las medidas que estén a su disposición para promover las investigaciones penales en ambos países.

El documento de cuatro páginas contiene una descripción de la historia del enclave, los crímenes allí cometidos, las estrategias, modos de operar y de dominar a los colonos, la complicidad con la dictadura de Pinochet, así como las acciones judiciales y responsabilidades que se han podido identificar. A continuación, presenta una lista de ocho puntos. En el primero insta al Gobierno federal a que “ahora que se ha reconocido la corresponsabilidad moral, pase de las palabras a los hechos”.

Los siete puntos siguientes detallan las tareas que debe abordar el gobierno, en áreas que van desde el esclarecimiento de los crímenes a la ayuda social y la elaboración de la memoria histórica.

El documento pide al gobierno alemán que “trabaje en estrecha colaboración con el Estado chileno sobre el esclarecimiento exhaustivo de los hechos acaecidos en el terreno de la exCD y de los crímenes cometidos por su cúpula de mando” y “tome las medidas que estén a su disposición para promover las investigaciones penales en Alemania y en Chile”.

Asimismo, busca promover la reconstrucción de la memoria histórica, y que una comisión conjunta de expertos instalada en ambos países investigue y proponga medidas de análisis y reelaboración concretas. En ese sentido, llama a apoyar estos procesos involucrando a las agrupaciones de víctimas chilenas y a los exhabitantes de Colonia Dignidad. “La instalación conjunta de un sitio educativo y de la memoria acorde a criterios científicos, que entre otras cosas promueva el trabajo en derechos humanos” deberá ser estudiada en el plazo de un año.

En cuanto a la ayuda a las víctimas, llama al gobierno a presentar al Bundestag para la deliberación, antes del 30 de junio de 2018, un concepto de prestaciones de asistencia. Para esto se creará una comisión que regulará los lineamientos de los pagos para las personas que puedan ser beneficiarias.

Al mismo tiempo, solicita al gobierno alemán brindar asistencia psicosocial para los excolonos que fueron víctimas de la secta y que “les haga llegar su apoyo para aclarar su situación legal, social y económica. Para estos fines se nombrarán encargados en Alemania y en la Embajada en Santiago de Chile”.

Un último punto pide esclarecer las situaciones de dominio en la actual Villa Baviera, entre otras cosas, “con el fin de que los recursos procedentes del patrimonio beneficien concretamente a las víctimas”. El terreno de 17.000 hectáreas –de las cuales la parte central y edificada de 183 ha. fue declarada por Chile monumento nacional-, está dedicado a labores turísticas, gastronómicas y agrícolas. El documento del Bundestag observa que este terreno con sus construcciones y otros bienes patrimoniales “son propiedad de sociedades anónimas que se han fundado para eludir pretensiones de indemnización contra Schäfer y otras personas sentenciadas”. Entre los socios hay varios exmiembros de la secta.

No hay comentarios: