valdebenito

valdebenito

parques de chile

miércoles, 30 de mayo de 2018

Buscan aminorar efectos del inminente cierre de la planta Iansa en Linares

Buscan aminorar efectos del inminente cierre de la planta Iansa en Linares

Secretario de estado, Antonio Walker, lamentó decisión de empresa
Ayuda económica para seguir sembrando remolacha e interceder para reubicar trabajadores a la planta de Chillán, en la Región del Bío Bio, son parte de las medidas que se han planificado, aunque todavía se busca evitar el cese de las operaciones en Linares
TALCA.- Tratando de no ser categórico, pero sí dando a entender que es casi irreversible la decisión de la empresa Iansa de cerrar sus operaciones en la planta de Linares, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, explicó las acciones que desde su cartera se han realizado para evitar dicha determinación.
En su paso por la Región del Maule -el pasado viernes- y a la salida de una reunión de comité político llevada a cabo en las dependencias del edificio de la Intendencia del Maule, el ministro Walker –consulado por Diario El Centro- lamentó la situación de crisis en la que se encuentran los remolacheros del Maule Sur.
“Lamentamos mucho lo que ha ocurrido con la remolacha, porque hay cinco mil hectáreas que se plantan en el Maule Sur. Desgraciadamente, es inminente el cierre de la planta de Linares. Habría que irse a Chillán, con un costo de flete bastante alto, con cinco dólares menos por tonelada producida. Realmente lo lamentamos muchísimo”, afirmó Walker.
ACOMPAÑAMIENTO
El titular de Agricultura explicó que se está realizando un acompañamiento a los pequeños productores, así como también un financiamiento al usuario más pequeño asociado al Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap). Para ello, advirtió que “queremos que siga sembrando remolacha, aunque tenga que ir a Chillán”.
Walker agregó que desde el ministerio han sido puentes y mediadores entre los agricultores -que siembran remolacha- e Iansa. “Pero, aparentemente, la empresa está con un problema de rentabilidad bastante importante. Estamos muy preocupados por la gente que se va a quedar desempleada y tratando que esas personas tengan trabajo en la planta de Chillán. Vemos cómo un cultivo que es tan productivo y competitivo, porque el promedio es más de 112 toneladas por hectárea, está quedando fuera del mercado por un cambio de ubicación de la planta donde se procesa esa remolacha”, indicó.
CIERRE INMINENTE
Si bien reconoció que el cierre es “inminente” de la planta de Linares, Antonio Walker no quiso ser categórico sobre confirmar la determinación de la empresa Iansa. Ello apostando todavía porque se revierta esta situación a última hora.
“Nosotros no lo podemos afirmar, porque no somos la empresa. Hemos hecho todo lo posible para que no se vaya de la región: hemos hablado con el presidente de Iansa, con su gerente general, a quienes les hemos hecho ver la difícil situación en la que van a quedar muchos agricultores”, dijo.
Pero igualmente, el Secretario de Estado advirtió que “vemos que ellos tienen la decisión final. Estamos persuadiéndolos para que no lo hagan y vamos a ver lo que ocurre”.

No hay comentarios: