valdebenito

valdebenito

parques de chile

miércoles, 30 de mayo de 2018

"Fui abusada sexualmente por una monja"

     
"Fui abusada sexualmente por una monja"
El crudo relato de chilena de 37 años
Gran impacto generó el testimonio de una mujer exreligiosa de 37 años, quien denunció este martes que fue abusada sexualmente por una monja chilena durante una misión realizada en España, asegurando que ella no fue la única.
Se trata de Consuelo Gómez, quien fue parte de las Hermanas del Buen Samaritano en Molina, región del Maule, por casi 20 años; ingresando inmediatamente después de salir del colegio y teniendo experiencia como catequista y preparadora de confirmación.
La mujer admite que en un principio quedó “enamorada” con el lugar, y por el servicio de caridad que entregaban a ancianos y enfermos, pero las cosas comenzaron a cambiar cuando pasaron los años, consigna Emol.
Acusa que nunca recibió ningún pago por los duros trabajos que tuvo que hacer, casi nula conexión con el mundo, inexistentes descansos, trabajo “de esclava” y bajo estricta autoridad. “Siempre, todo lo que hacíamos, era con miedo”, confiesa.
Específicamente, durante un viaje religioso laboral a España, Gómez acusa que fue abusada por una monja superior y que todo el resto lo sabía. Reveló su verdad a un nuncio que “fue comprensivo” pero “nunca hizo nada”.
Lo anterior le ha significado comenzar un tratamiento psiquiátrico que ya alcanza un año. A través de su psicóloga llegó a la Fundación para la Confianza, de José Andreś Murillo, víctima de Karadima que semanas atrás se reunió con el Papa Francisco. Aquí es donde encontró apoyo para las debidas demandas.
La acusación
“Yo fui abusada sexualmente por una monja en España, que también era chilena y superior a mí, varias y repetidas veces. Y todos sabían y me hicieron callar. Me hicieron sentir a mí que era culpable de todo. Pero ahora comprendí que esta es una historia que yo viví, que es mía, y que no soy la única”, revela.
Como si fuese poco, asegura que en dicho país había mucho acoso por parte de sacerdotes: “Se les iban las manos hacia zonas que no debían. Esto pasaba también en Chile, pero en España lo defendían mucho y aceptaban este comportamiento”, dice. “No podíamos decir nada porque nos hacían callar todo lo que viéramos y viviéramos”, agrega.
Todo lo anterior le trajo graves consecuencias a su salud, pero hoy la historia es distinta. Consuelo Gómez dice que ya no tiene miedo y que hoy decidió contar su historia para que no vuelva a ocurrir lo que le pasó a ella.
Pero, además, manifiesta su rabia contra el nuncio por haber sabido de esta situación y nunca haber tomado cartas en el asunto. “Todo lo que se pueda hacer contra los obispos es poco. Yo los metería a la cárcel. Son todos una pila de mentirosos, sinvergüenzas e hipócritas”, acusa.
Sin embargo, hoy muestra optimismo luego de que todos los obispos de Chile pusieran sus cargos a disposición, tras la reunión que tuvieron con el Papa en el Vaticano; instancia en la que se confirmaron los abusos en la Iglesia y el encubrimiento. “Por fin está saliendo a la luz pública la verdad de lo que ha pasado y lo que hemos soportado todo este tiempo”, concluye.

No hay comentarios: